Lorenzo asume su artículo de 2008 crítico con el PP sobre el gallego pero ve que el bipartito dio "sensación de imponer"

Actualizado 04/11/2009 22:08:13 CET

Respalda la actuación de la Xunta actual y el PSdeG cuestiona si es "compatible" con su postura anterior

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 4 Nov. (EUROPA PRESS) -

El actual secretario xeral de Política Lingüística, Anxo Lorenzo, reconoció hoy su postura crítica con el PPdeG en 2008, en un artículo que escribió y en el cual afirmó que los 'populares' "se alejaban del consenso lingüístico" en la "búsqueda de un rédito político".

Sin embargo, paralelamente, constató una "sensación de imposición" en la sociedad debido a las políticas lingüísticas del bipartito, como el decreto del gallego en la enseñanza o la normativa sobre la rotulación en los comercios, aprobadas en esa época.

Durante el debate en la Comisión de Educación, el diputado socialista José Manuel Lage Tuñas preguntó al alto cargo del Gobierno si es "compatible" criticar en 2008, antes de que accediese al Ejecutivo liderado por Alberto Núñez Feijóo, al PPdeG con la defensa de sus políticas actuales y enumeró diversas publicaciones en prensa junto con el mencionado artículo para recordar su postura crítica hacia el PPdeG durante el mandato del bipartito.

"Tengo que reconocer lo que yo escribí, pero no lo que escriben de mí que dije. Lo que reconozco como propio es el artículo, pero no reconozco la autoría" del resto de frases que había citado el parlamentario del PSdeG, quien le acusó de ser "poco noble" por dudar de lo transcrito y quien le recordó que él había participado en la elaboración del Plan Xeral de Normalización da Lingua Galega (PXNLG).

"Estoy orgulloso del resultado del plan", afirmó en el turno de réplica, pero matizó que los "ritmos de aplicación" no son iguales a los de una ley, que es "inmediata". Sin embargo, Lage Tuñas le recordó que el decreto del gallego que el Gobierno de Feijóo prevé derogar desarrolla ese plan en el que coparticipó.

"Una parte de la sociedad vivió esas medidas (el decreto o la ley del comercio) con desafección y las interpretó como imposición", aseveró y afirmó que "eso" lo sigue "pensando". Con todo, recalcó que asume lo que dijo "de puño y letra", al tiempo que respaldó las medidas que se están adoptando ahora.

LLAMADA CONSENSO

Así las cosas, realizó, por dos veces, una apelación al "consenso" lingüístico entre las fuerzas políticas y certificó que el gallego "tiene un papel central" en las políticas del Gobierno autonómico, porque "el multilingüismo hay que mantenerlo y es una riqueza".

"Hago una llamada seria para poner el gallego fuera de la disputa política", recalcó, para alejarse de la "confrontación". Asimismo, dijo que el Gobierno apuesta por la "la igualdad plena del gallego y el castellano".

El diputado socialista, por su parte, lamentó que el secretario xeral "criticase con dureza" el "movimiento nacionalista español" contra el gallego y se preguntó si ahora "está incluido" en él.

Del mismo modo, le avisó de que sus dirigentes "son los que combatieron el gallego" y alertó de que "está siendo cómplice" de un ejecutivo "contrario a la promoción del gallego" que lleva a épocas "preconstitucionales".

EQUIPOS NORMALIZACIÓN

Por otro lado, la diputada del BNG Carme Adán preguntó por las ayudas a los equipos de normalización lingüística y sobre su futuro, ante lo que Lorenzo confimó que no se van a suprimir y que la próxima convocatoria se realizará en enero.

Así, tras reconocer un "retraso" con respecto del curso anterior (en que gobernaba el bipartito), el secretario xeral de Política Lingüística se comprometió a tratar de acortar los plazos para el siguiente periodo y realizar la convocatoria "antes de septiembre".