El transporte seguirá paralizado este miércoles y sindicatos no descartan "endurecer" la huelga

Estación de autobuses de Santiago, en lana primera jornada de huelga
CIG
Publicado 20/06/2017 18:58:09CET

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

El transporte público de viajeros por carretera continuará paralizado este miércoles y sindicatos no descartar "endurecer" la huelga y convertirla en indefinida. Los paros están convocados para los martes y miércoles de todas las semanas hasta que no haya solución al conflicto, generado por el bloqueo de los convenios colectivos y el nuevo plan de la Xunta.

El representante de transportes de la CIG, Xesús Pastoriza, ha afirmado, de hecho, a través de un comunicado, que, "de no producirse avances en los próximos días, no se descarta endurecer los paros e incluso darle a la huelga un carácter indefinido".

UGT y CC.OO., por su parte, señalan que el servicio seguirá este miércoles "paralizado" y así "los martes y miércoles sucesivos en tanto no se produzcan modificaciones sustanciales en la situación actual".

Los trabajadores "se tomaron muy en serio" la huelga, según destaca Pastoriza, ya que están "muy preocupados por su futuro". "Hay mucho nerviosismo y miedo entre el personal", ha incidido.

El proyecto de la Xunta, que prevé la integración del transporte escolar en el de viajeros, "no cuenta con el apoyo de ninguno de los agentes interesados en el sector", según resaltan UGT y CC.OO.

Además de advertir de las "repercusiones" del documento para el empleo y para el servicio, las tres organizaciones reclaman "la apertura de negociación de los cuatro convenios". En el caso de Pontevedra, lleva caducado "desde el año 2011", según denuncia la central nacionalista.

Pastoriza asegura también que el nuevo plan "supondrá la supresión de 500 rutas escolares y por lo tanto un recorte de empleo". Las partidas destinadas a los salarios de los conductores, según añade, "son inferiores a los salarios marcados en convenio".

Según el portavoz de la CIG, la Xunta hace los cálculos "sobre horarios y no sobre contratos", lo que "implicará despidos". Además, el anteproyecto, dice, "incrementa el número de expediciones inferiores a 50 kilómetros, evitando así la obligatoriedad de llevar tacógrafo en el autobús".

"Contratos a tiempo parcial, precariedad y pobreza laboral", lamenta el representante de la central sindical, quien también cree que el nuevo plan de la Xunta, al "mezclar" a escolares y adultos, "pone en riesgo la seguridad de los niños".

Por otra parte, agrega que "se aumenta la precariedad de los acompañantes al empeorar sus condiciones de trabajo, ya que hasta ahora tenían contratos por el tiempo aproximado que duraba la ruta escolar, pero ahora en ningún apartado de los contratos se establece ni cuál va a ser su tiempo de trabajo, ni cómo van a regresar hasta el punto de origen".

"La Xunta continúa con la política de recortes de servicios", resume, antes de hablar de unas "prisas injustificadas", puesto que, en su opinión, hay "año y medio por delante para hacer un plan con más sentido y tranquilidad", hasta finales de 2019, cuando "caducan" las concesiones. En este sentido, no niega que sea "preciso recomponer el mapa concesional".

Pastoriza atribuye "escaso conocimiento del sector" a los responsables políticos de organizar el transporte de viajeros por carretera y "poca experiencia" en cuestiones laborales. También acusa a la administración de "romper unilateralmente las negociaciones".

Por su parte, en su nota, UGT y CC.OO. destacan que pese al seguimiento "masivo" de la huelga "no se ha producido ningún incidente relevante" y justifica que los servicios mínimos "no se han cumplido ante la negativa de la administración a negociarlos".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies