Abbas acusa a Hamás de "secuestrar" la Franja y pide que entregue el control del enclave

Mahmud Abbas
REUTERS / POOL NEW - Archivo
Publicado 22/03/2018 23:39:51CET

MADRID, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, ha acusado este jueves al Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) de "secuestrar" la Franja de Gaza y ha reclamado al grupo que entregue el control del enclave al gobierno de unidad.

"La Franja ha sido secuestrada por Hamás, y reitero que deben entregarlo todo al gobierno de unidad, empezando por la seguridad", ha dicho, según ha informado la agencia palestina de noticias WAFA.

Asimismo, ha advertido de que, en caso de que no lo haga, la formación islamista tendrá "la absoluta responsabilidad" de las consecuencias del fracaso del acuerdo alcanzado el año pasado con la mediación de Egipto.

"No nos rendiremos ante nuestro pueblo en Gaza", ha subrayado el mandatario palestino, antes de dar las gracias a la comunidad internacional por los compromisos alcanzados recientemente en Bruselas por los países donantes.

Abbas ha vuelto a abogar por la celebración de una conferencia internacional para relanzar el proceso de paz con el Gobierno de Israel con el objetivo de alcanzar un acuerdo en el marco de la solución de dos estados.

"Lo que queremos es una solución de dos estados. Un Estado palestino soberano e independiente en las fronteras de 1967 con Jerusalén Este como capital y viviendo en paz y seguridad junto al Estado de Israel", ha recalcado.

Las palabras de Abbas han llegado apenas unas horas después de la muerte del principal sospechoso del intento de asesinato perpetrado la semana pasada en Gaza contra el primer ministro palestino, Rami Hamdalá, como consecuencia de las heridas sufridas durante una operación llevada a cabo por las fuerzas de seguridad gazacíes.

Hamdalá, que resultó ileso en el ataque, se había desplazado al enclave palestino --controlado por Hamás-- para inaugurar una planta de tratamiento de residuos en la parte norte del territorio. El Gobierno de Mahmud Abbas responsabilizó directamente a Hamás, y el portavoz de la Presidencia, Nabil Abu Rudeina, aseguró que se trata de un intento por boicotear el Gobierno de unidad.

Hamás, sin embargo, se apresuró a condenar el ataque y a describirlo como "un intento por perjudicar la seguridad de Gaza y los esfuerzos para concluir la reconciliación".