Bruselas propone un periodo mínimo de detención de 3 meses para inmigrantes sin derecho a asilo y riesgo de fuga

Patera
SALVAMENTO MARÍTIMO
Publicado 13/09/2018 14:15:02CET

BRUSELAS, 13 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea ha propuesto que los Estados miembros tengan la obligación legal de detener un mínimo de tres meses a los inmigrantes en situación irregular que no tengan derecho a asilo en la UE y que presenten un riesgo claro de fuga que justifique su internamiento, con el fin de mejorar la eficacia en los procedimientos de retorno de estas personas a sus países de origen.

Para ello la iniciativa de Bruselas establece criterios comunes para evaluar el riesgo de fuga, uno de los factores principales para determinar si queda justificado el internamiento, de manera que los procedimientos de retorno puedan efectuarse durante el tiempo de detención "en el pleno respeto de los derechos fundamentales", según asegura el comunicado del Ejecutivo comunitario.

Con el fin de evitar retrasos, las decisiones de retorno deberán emitirse "inmediatamente después de la adopción de la decisión que ponga fin a la estancia legal o al mismo tiempo que dicha decisión", a la vez que se fijará un máximo de cinco días en el cual las personas cuyas solicitudes de asilo se hayan denegado podrán interponer un recurso sobre dicha decisión.

En los casos en los que las solicitudes de asilo hayan sido denegadas en los procedimientos en las fronteras o en los puestos de control, se aplicará directamente un 'procedimiento de retorno simplificado', sin plazo de salida voluntaria y con plazos más cortos para interponer un recurso, con el fin de agilizar las ejecuciones de los retornos.

Bruselas también quiere que se establezca una obligación de cooperación respecto a las personas sujetas a un procedimiento de retorno, especialmente en lo relativo a la verificación de la identidad y la obtención de documentos de viaje, para reducir los casos en los que no se consigue identificar la nacionalidad de la persona.

DETENCIÓN UN MÁXIMO DE 60 DÍAS EN ESPAÑA

Actualmente, a nivel europeo ya existe un periodo máximo de detención fijado en seis meses, y que puede extenderse a 18 meses bajo determinadas circunstancias. En España, el periodo máximo para el internamiento de inmigrantes en situación irregular es de 60 días, por lo que si los legisladores de la UE adoptan finalmente la propuesta de la Comisión la legislación nacional se vería modificada.

Por último, Bruselas propone que los Estados miembros adopten programas de retorno voluntario para fomentar una vuelta acordada al país de origen entre las autoridades nacionales y la persona sin derecho a permanecer en la UE, y mejorar la asistencia práctica y financiera.

La reforma de la normativa europea de retorno es una de las siete propuestas que la Comisión presentó en 2016 para reformar el Sistema Europeo Común de Asilo y mejorar la gestión de la migración en territorio comunitario.

Contador