La histórica cumbre entre Trump y Kim durará solo un día

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump
REUTERS / YVES HERMAN
Actualizado 11/06/2018 22:02:37 CET

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

La Casa Blanca ha indicado este lunes que la histórica cumbre que mantendrán el 12 de junio en Singapur el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, será un evento limitado a un día, al informar de que el magnate neoyorquino abandonará el país anfitrión el mismo martes.

En su comunicado, ha explicado que las discusiones preparatorias entre funcionarios de Estados Unidos y Corea del Norte "han avanzado más rápido de lo esperado".

Además, ha confirmado que el esperado cara a cara tendrá lugar a las 9.00 (hora local) y que en él solo participarán los protagonistas y sus traductores, tras lo cual habrá un encuentro bilateral ampliado y una comida de trabajo.

En el encuentro bilateral participarán el secretario de Estado, Mike Pompeo; el jefe del Estado Mayor del Ejército, John Kelly; y el asesor para Seguridad Nacional, John Bolton, ha detallado.

Y a la comida de trabajo se sumarán la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders; el embajador estadounidense en Filipinas, Sung Kim --quien fuera embajador en Corea del Sur y representante estadounidense en las conversaciones a seis bandas--, y el director para Asia del Consejo de Seguridad Nacional, Matt Pottinger.

Una vez completada la agenda de trabajo en Singapur, Trump dará una rueda de prensa y embarcará en el Air Force One rumbo a Estados Unidos a las 20.00 (hora local).

Con este detalle, la Casa Blanca ha confirmado que la cumbre solo durará un día, aunque el presidente estadounidense había sugerido que, si las reuniones eran satisfactorias, la cita podría prolongarse para conseguir mayores resultados.

Dos fuentes del Gobierno norteamericano consultadas por Bloomberg, citada a su vez por Reuters, han revelado que la cumbre se ha limitado a un día por deseo de Kim, porque Trump tenía previsto abandonar Singapur el miércoles.

La entrevista entre ambos mandatarios se centrará previsiblemente en la finalización del programa de armas nucleares y de misiles balísticos de Corea del Norte a cambio de la retirada de sanciones y de incentivos en materia económica y diplomática para el régimen comunista.