Corea del Norte habría trasladado a EEUU su disposición a negociar la desnuclearización de la península

Kim Jong Un
REUTERS / KCNA KCNA - Archivo
Actualizado 09/04/2018 7:55:37 CET

WASHINGTON, 9 (Reuters/EP)

El Gobierno de Corea del Norte habría trasladado por primera vez a Estados Unidos su disposición a negociar la desnuclearización de la península de Corea en el marco de la reunión entre el líder norcoreano, Kim Jong Un, y el presidente estadounidense, Donald Trump, prevista para mayo, según una fuente estadounidense.

Pyongyang habría trasladado esta postura aprovechando los contactos secretos que mantienen ambas partes, ha explicado la fuente, citada por Reuters en declaraciones bajo condición de anonimato.

Hasta ahora Washington confiaba en el discurso de acercamiento de Corea del Norte transmitido a través de Corea del Sur, pero con este mensaje sería la primera vez en la que Kim habría sido tan directo con sus intenciones.

Los contactos en cuestión habrían implicado al Departamento de Estado y las autoridades norcoreanas, y se habrían realizado a través de la misión diplomática de Pyongyang ante Naciones Unidas. Asimismo, varios agentes de los servicios de Inteligencia de ambos países habrían participado en las comunicaciones de forma paralela.

Este lunes, el exembajador de Estados Unidos ante la ONU John Bolton comenzará a desempeñar sus funciones como asesor de Seguridad Nacional de Trump. Bolton ha mostrado en anteriores ocasiones una dura postura frente a Irán y Corea del Norte.

A finales de marzo, el 'halcón' de la era Bush aseguró que el encuentro entre Kim y Trump será "muy breve" si Pyongyang no se plantea verdaderamente la desnuclearización.

En este sentido, la incertidumbre continúa girando en torno a cómo Corea del Norte definirá esa desnuclearización en cuestión, la cual, según Washington, no puede ser realizada de forma efectiva sin que Pyongyang deje de lado su programa nuclear.

Corea del Norte ha indicado a lo largo de los años que podría considerar abandonar su programa nuclear si Estados Unidos retira sus tropas de Corea del Sur y deja de lado su "paraguas nuclear" en torno a Corea del Sur y Japón.