Estado Islámico obtiene unos 255 millones de euros al año explotando minas de talco en Afganistán

Milicianos en Nangarhar, Afganistán
REUTERS - Archivo
Publicado 22/05/2018 23:26:43CET

MADRID, 22 May. (EUROPA PRESS) -

El grupo yihadista Estado Islámico obtiene cerca de 300 millones de dólares (unos 255 millones de euros) en fondos cada año gracias a la explotación de minas de talco en la provincia afgana de Nangarhar (este), según ha señalado este martes la organización no gubernamental Global Witness.

En su informe, en el que recoge entrevistas a fuentes y análisis de imágenes por satélite, destaca que la explotación del talco se ha convertir "en una prioridad estratégica" para el grupo en el país.

"Tomaremos las minas a cualquier precio", dijo un comandante de Estado Islámico entrevistado por la ONG, después de que las mismas se hayan convertido además en una fuente de conflicto entre los yihadistas y los talibán.

Global Witness ha destacado que la riqueza derivada del sector de la minería "debería, y podría, ser usada para financiar el desarrollo y los servicios gubernamentales", al tiempo que ha manifestado que "si no se toman medidas inmediatamente, es más probable que alimente más corrupción y conflicto".

El talco es un componente de productos como cosméticos, pinturas, plásticos, que es usado además en su forma en polvo como astringente para la irritación de la piel, siendo Estados Unidos su principal importador.

Así, la ONG ha detallado que este talco extraído en Afganistán es transportado a través de la frontera con Pakistán, donde es mezclado con este mineral explotado en el país antes de su exportación.

Por ello, ha reclamado al Gobierno afgano y sus aliados que traten en el asunto "con urgencia" y fortalezcan los controles en el comercio en Nangarhar, así como la exportación de minerales a través de la frontera con Pakistán.

Asimismo, ha pedido reformas para aumentar la transparencia y permitir que la explotación legal de la minería pueda ser una alternativa viable, a través del impulso a comunidades locales.

Contador