El ex espía ruso Sergei Skripal y su hija siguen ingresados en estado muy grave

La ministra del Interior británica, Amber Rudd, durante su visita en Salisbury
POLICÍA DE WILTSHIRE
Publicado 09/03/2018 11:55:34CET

SALISBURY (REINO UNIDO), 9 Mar. (Reuters/EP) -

El ex espía ruso Sergei Skripal y su hija Yulia permanecen ingresados en un hospital en estado muy grave tras haberse expuesto a un agente nervioso el domingo cuando se encontraban en la localidad de Salisbury, según ha informado la ministra del Interior británica, Amber Rudd, que está de visita en el lugar del incidente.

"Todavía es una situación muy grave para las dos personas que sufrieron este intolerable ataque", ha afirmado Rudd, que está de visita en Salisbury para ver el lugar del incidente. La ministra ha subrayado que el Gobierno debe determinar qué agente nervioso se utilizó en el ataque.

"En cuanto a las opciones adicionales, habrá que esperar hasta que tengamos absolutamente claro qué consecuencias podrían ser y cuál es el origen real de este agente nervioso", ha afirmado la responsable política de las fuerzas de seguridad británicas.

Rudd ha elogiado la respuesta que ha tenido la Policía al incidente sufrido por Skripal y su hija el domingo. Los dos aparecieron inconscientes en un banco cercano a un centro comercial de Salisbury tras haber estado expuestos a un agente nervioso.

La ministra del Interior británica ha visitado este viernes el lugar en el que se registró el incidente con el ex espía ruso y su hija el 4 de marzo. Rudd ha estado en la tienda de campaña levantada en torno al banco en el que aparecieron las dos personas inconscientes.

Desde Adís Abeba, donde ha visitado la sede de la Unión Africana, el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Sergei Lavrov, ha asegurado que las amenazas de represalias por el incidente del agente doble que ha lanzado Reino Unido son propaganda y no son serias.

En declaraciones a la prensa, el jefe de la diplomacia rusa ha dicho que su país no ha recibido ni una sola prueba sobre lo que les sucedió a Skripal y a su hija en Salisbury. "Lo que vemos solo son noticias de medios que dicen que si ha sido Rusia, entonces la respuesta que va a haber la va a recordar siempre Rusia. Eso no es serio. Es simple y llanamente propaganda para intentar elevar la tensión", ha aseverado.

"Si alguien quiere que nos comprometamos con una investigación, sea sobre el envenenamiento de un individuo en Reino Unido o sobre los rumores de la supuesta interferencia en la campaña electoral de Estados Unidos, si realmente se necesita nuestra ayuda, entonces estaremos dispuestos a contemplar esta posibilidad si tenemos los datos necesarios y los hechos", ha explicado Lavrov. "Para tener una conversación seria, se tienen que usar los canales oficiales", ha concluido.