Los guardias del parque nacional de Kruger habrían matado a 500 cazadores furtivos mozambiqueños desde 2010

Actualizado 22/09/2015 3:32:56 CET

MAPUTO, 22 Sep. (Reuters/EP) -

El expresidente de Mozambique Joaquim Chissano ha afirmado este lunes que los guardias del parque nacional sudafricano de Kruger habrían matado a cerca de 500 cazadores furtivos de nacionalidad mozambiqueña desde 2010.

"Me preocupa la muerte de un número tan elevado de mozambiqueños en el parque de Kruger por su participación en actividades de caza furtiva. Cada una de esas muertes significa más pobreza para sus familias, ya que no pueden contar con esa persona para lograr mejores condiciones de vida", ha dicho.

Kruger, uno de los principales destinos turísticos de Sudáfrica, hace frente a las operaciones de grupos de cazadores furtivos que buscan hacerse con marfil para satisfacer la demanda internacional de marfil.

Estos grupos suelen estar fuertemente armados, y los Rangers de Kruger, que comparte una porosa frontera de 350 kilómetros con Mozambique, tiene permiso para abrir fuego en caso de verse amenazados con fuerza letal.

La Policía de Sudáfrica no se ha pronunciado por el momento sobre las cifras facilitadas por Chissano, mientras que un portavoz del parque nacional ha sostenido que no hay datos disponibles sobre el número de arrestos, si bien ha reconocido que la mayoría de los detenidos son mozambiqueños.

Mozambique aprobó en junio de 2014 una nueva ley para endurecer los castigos contra los condenados por caza furtiva, incluyendo elevadas multas y penas de cárcel de hasta doce años.