Irak confirma que los desplazados por el conflicto podrán votar en las locales y parlamentarias de mayo

Publicado 26/02/2018 5:07:22CET

MADRID, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los desplazados por el conflicto en Irak podrán participar en las elecciones locales y parlamentarias previstas para el 12 de mayo, según ha confirmado este domingo el secretario general del Consejo de Ministros, Mahdi al Allaq.

"Las familias desplazadas de todas las provincias tendrán derecho a participar en el próximo proceso electoral", ha dicho, agregando que "se ha puesto en marcha una acción para permitir que los desplazados voten", según ha informado el portal local de noticias Alghad Press.

Las autoridades iraquíes anunciaron que los comicios tendrían lugar el 12 de mayo, si bien muchos políticos suníes pusieron en duda la integridad del proceso debido a que en el país hay cientos de miles de desplazados a causa de los combates contra el grupo yihadista Estado Islámico.

El primer ministro, Haider al Abadi, anunció en enero que se presentará a la reelección al frente del bloque Alianza de la Victoria, integrada por el Movimiento Hikma --encabezado por el influyente clérigo chií Ammar al Hakim-- y las Fuerzas de Movilización Popular --una coalición de milicias principalmente chiíes--.

El anuncio de Al Abadi, miembro del partido Dawa, llegó apenas un día después de que el exprimer ministro y líder de la formación, Nuri al Maliki, afirmara que se presentará a las elecciones bajo la coalición Estado de Derecho.

Al Maliki, quien abandonó el cargo en medio de las críticas contra él por el colapso del Ejército ante la ofensiva relámpago del grupo yihadista Estado Islámico en verano de 2014, ocupa una de las vicepresidencias y lidera Dawa, el partido con más representación en el Parlamento.

El acuerdo de reparto de poder establecido tras la invasión estadounidense de 2003 y el derrocamiento de Sadam Hussein contempla que la oficina del primer ministro sea ocupada por un chií, mientras que el presidente --un cargo fundamentalmente ceremonial-- debe ser un kurdo y el presidente del Parlamento, un suní.