Los kurdos quieren que los rebeldes sirios lideren el ataque a Raqqa

Publicado 24/06/2015 18:15:25CET

BEIRUT, 24 Jun. (Reuters/EP) -

La milicia kurda que ha liderado hasta ahora el ataque contra importantes posiciones del Estado Islámico en Siria no tiene intenciones de adentrarse en Raqqa, capital 'de facto' de los terroristas, y ha pedido a los rebeldes sirios que lideren el ataque contra esta ciudad, según ha anunciado este miércoles un líder kurdo.

El líder del Partido de la Unión Democrática (PYD, por sus siglas en kurdo), Salih Muslim, ha indicado que no existe ninguna intención de llevar a cabo una ofensiva a corto plazo sobre la ciudad de Raqqa por parte de las milicias kurdas.

La milicia kurda de las Unidades de Protección Popular (YPG, por sus siglas en kurdo), respaldada por pequeños grupos de rebeldes sirios y por los ataques aéreos de la coalición liderada por Estados Unidos, continuó el martes su avance hacia la capital del Estado Islámico con la captura de la localidad de Ain Issa, en el norte de Siria y a 50 kilómetros de Raqqa.

Expulsados de áreas al norte de Raqqa, el Estado Islámico ha informado este miércoles de que está reforzando sus posiciones cerca de la ciudad, cavando trincheras y llevando camiones llenos de armas.

Sin embargo, Muslim, cuyo partido es enormemente influyente en las zonas kurdas de Siria, ha afirmado que depende de los grupos rebeldes que luchan junto a las YPG el tomar una decisión sobre cualquier avance en la ciudad de Raqqa.

"Hemos hablado con los líderes de las YPG y no tienen hasta ahora un plan sobre Raqqa, y esto está relacionado con las fuerzas revolucionarias", ha asegurado Muslim en una entrevista telefónica. "Cuando estén listos para liberar Raqqa, puede que las YPG decidan no apoyarlas, pero las YPG no han tomado ninguna decisión en relación a esto hasta ahora, ha manifestado Muslim.

Las YPG se han convertido en los únicos socios notables hasta la fecha para la alianza liderada por Estados Unidos que lucha contra el Estado Islámico en Siria y ha llevado a cabo varias campañas exitosas contra los yihadistas con apoyo aéreo.

Las declaraciones de Muslim indican la reticencia de las YPG a aventurarse más allá de las zonas kurdas para atacar al Estado Islámico en zonas de mayoría árabe en Siria. Las YPG han reiterado que su objetivo es defender las zonas kurdas.

AUTONOMÍA PARA LOS KURDOS

La administración Obama ha considerado que los avances llevados a cabo por las fuerzas kurdas son un modelo en la lucha contra el grupo yihadista. El plan de Estados Unidos para entrenar y equipar a la oposición "moderada" con el objetivo de que luchasen contra los terroristas no ha acabado por consolidarse.

La captura de Tel Abyad cerca de la frontera turca la semana pasada supuso la ruptura de una importante ruta de suministro para el Estado Islámico y permitió conectar dos de las zonas autónomas kurdas en el norte de Siria, aumentando las preocupaciones del Gobierno turco de que estos sucesos puedan reavivar los sentimientos separatistas entre su propia minoría kurda.

Más de 23.000 personas han huido desde Siria a Turquía tras el avance de las fuerzas kurdas a Tel Abyad y miles más se han marchado supuestamente a la ciudad de Raqqa después del avance de las YPG.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, que se encarga de hacer un seguimiento del conflicto, ha asegurado que el Estado Islámico ha reforzado su armamento con 100 camiones cargados de armas y munición que se cree que van a desplegar en una base militar en las afueras de Raqqa.

El portavoz de las YPG, Redur Xelil, ha declarado a Reuters que los kurdos han recibido informaciones de que el Estado Islámico "ha comenzado a cavar trincheras en las inmediaciones de Raqqa para mejorar sus defensas".

Algunos activistas opositores sirios han acusado a las YPG de expulsar a árabes y turcos de las zonas tomadas en los últimos avances. El Gobierno turco lo calificó como "una especie de limpieza étnica", argumento que fue negado por las YPG. El Observatorio ha afirmado no tener información de ningún abuso sistemático a los Derechos Humanos en el avance de las YPG, aunque sí que ha asegurado tener constancia de varios casos individuales.

Muslim ha subrayado que las acusaciones de limpieza étnica dirigidas a encender la lucha entre árabes y kurdos no tendrán éxito y ha añadido que una de las prioridades de las YPG es el regreso de los desplazados a sus hogares.

Los kurdos sirios han reiterado que no quieren un Estado propio, pero aseguran que el modelo de autonomía regional debería ser la base de una posible solución al conflicto sirio.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies