Al menos 13 muertos por los bombardeos sobre un hospital de MSF en Idleb

Hospital de MSF atacado en Idleb
MSF
Actualizado 08/08/2016 21:14:37 CET

MADRID, 8 Ago. (EUROPA PRESS) -

Al menos 13 personas han muerto, incluidos cinco niños, a causa de dos ataques aéreos lanzados el pasado sábado contra un hospital apoyado por Médicos Sin Fronteras (MSF) en la localidad siria de Millis, en la provincia de Idleb, según ha informado la ONG en un comunicado.

MSF ha indicado este lunes que los bombardeos tuvieron lugar hacia las 14.00 (hora local) del sábado: dos contra el hospital de Millis y otros tantos sobre susalrededores. Un total de 13 personas murieron, entre ellos cuatro trabajadores sanitarios.

"Los bombardeos han destruido la mayoría del edificio del hospital, lo que incluye el quirófano, la unidad de cuidados intensivos, el departamento de pediatría y el 80 por ciento de los aparatos médicos", ha detallado la organización humanitaria.

El hospital, especializado en medicina infantil, daba asistencia sanitaria a los 70.000 habitantes de Millis y sus alrededores, "a donde ha espacado un considerable número de desplazados internos desde los diversos frentes en el norte de Siria".

MSF apoyaba este hospital, que atendía diariamente a unas 250 personas, desde 2014. La ONG ha proporcionado suministros y consejo técnico, así como respaldo financiero "para que el personal sanitario pueda seguir haciendo su trabajo".

"El bombardeo directo de otro hospital en Siria es atroz", ha dicho la doctora, Silvia Dallatomasina, encargada de las operaciones de MSF en el noroeste de Siria. "Cada vez que se ataca un hospital (...) se priva a los sirios de cuidados" esenciales, ha subrayado.

Dallatomasina ha reiterado el "urgente llamamiento a aquellos con influencia en la guerra siria, incluidos los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, para hacer que los hospitales dejen de ser un objetivo en el curso de la lucha".

Dallatomasina ha apuntado además que este ataque se produce en el contexto de "una renovada intensidad" de la guerra en Idleb, con "víctimas masivas". En el primer semestre del año, los dos hospitales de referencia de MSF en la provincia resgistraron 33 muertos y 294 heridos. Solo en julio, el balance aumentó a 37 muertos y 466 heridos.