Nueve muertos y trece heridos en varios atentados suicidas en Maiduguri

Publicado 26/06/2017 14:47:04CET

MAIDUGURI (NIGERIA), 26 Jun. (Reuters/EP) -

Al menos nueve personas han muerto y otras trece han resultado heridas como consecuencia de varios atentados perpetrados en las últimas horas por terroristas suicidas en Maiduguri, en el noreste de Nigeria, según ha informado la Policía.

En las últimas semanas, la capital del estado de Borno ha sufrido una serie de atentados atribuidos al grupo terrorista islamista Boko Haram, incluido un ataque que acabó con la vida de doce personas el 19 de junio y otro que dejó catorce muertos doce días antes.

La Policía de Borno ha contado que un terrorista suicida ha matado a un guardia de seguridad tras acceder a la Universidad de Maiduguri, situada cerca del centro de la ciudad, el domingo pasadas las 22.20 horas.

Una hora después, cuatro mujeres terroristas suicidas han matado a ocho personas en un ataque perpetrado en las afueras de la ciudad, en la comunidad Zannari, situada en el distrito de Gwange, tras detonar sus cargas explosivas en una zona de edificios residenciales.

Ya en la madrugada del lunes, otras dos terroristas suicidas han detonado su carga en la Universidad de Maiduguri, sin causar más víctimas mortales. "En total, 16 personas han muerto, incluidos los suicidas, en varias explosiones y otras trece han resultado heridas", ha afirmado el comisionado de la Policía de Borno, Damian Chukwu.

El servicio de seguridad estatal de Nigeria aseguró el viernes que había frustrado los planes para cometer atentados con explosivos en cuatro ciudades del norte del país, Maiduguri, Kano, Sokoto y Kaduna, durante las celebraciones por el final del Ramadán.

Ningún grupo ha reivindicado la responsabilidad por los últimos atentados en Maiduguri pero el uso de terroristas suicidas, especialmente de mujeres, suele ser obra del grupo terrorista islamista Boko Haram.

El grupo terrorista nigeriano, que ha matado a más de 20.000 personas en el país más poblado de África y que ha dejado a más de dos millones de personas desplazadas de sus hogares desde 2009, pretender instaurar un estado islámico en el noreste de Nigeria.

El Ejército nigeriano, con la ayuda de tropas de países vecinos, ha logrado expulsar al grupo terrorista de la mayor parte del territorio que controlaba a comienzos de 2015, con una extensión similar al tamaño de Bélgica.

A pesar de la ofensiva de las Fuerzas Armadas, los ataques suicidas y los ataques con armas ligeras en zonas con mucha afluencia de público, como mezquitas y mercados, se han sucedido en el noreste de Nigeria y en las vecinas Camerún y Níger.

En las últimas dos semanas el número de atentados se ha incrementado, aunque una parte considerable de los ataques han acabado solo con la muerte de los terroristas y sin víctimas mortales.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies