El Supremo de EEUU apoya a una joven que no fue contratada por llevar velo

Abercrombie & Fitch
SAM DAVYSON / FLICKR
Actualizado 01/06/2015 17:25:25 CET

NUEVA YORK, 1 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal Supremo estadounidense ha fallado a favor de la demanda presentada contra la compañía de moda Abercrombie & Fitch por no contratar a una joven musulmana, Samantha Elauf, porque llevaba puesto el velo musulmán en la entrevista, algo que iba contra la "estética" de la firma.

Los jueces del Supremo han votado por 8 a 1 a favor de la Comisión de Igualdad de Oportunidades en el Empleo, un organismo federal que presentó la demanda por el caso de Elauf. El caso ha llegado al Supremo después de que un jurado condenara a la firma a una indemnización de 20.000 dólares y de que en el Décimo Circuito de Apelaciones se fallara a favor de la empresa de moda.

Los hechos ocurrieron en Tusla, Oklahoma, en 2008, cuando una persona que trabajaba en la tienda para niños de Abercrombie & Fitch recomendó a Elauf, de 17 años, para ocupar una vacante de vendedora. La persona adjunta a la dirección consideró entonces que el uso del velo o hiyab no suponía un inconveniente siempre que éste no fuera negro, en particular teniendo en cuenta que en la tienda ya trabajaba otra persona con un kipá judío.

Elauf logró un 6 en una prueba de estilo de la firma, con lo que se daba vía libre a la contratación. Sin embargo, un gerente de distrito intervino para modificar su puntuación y evitar así su contratación con el argumento de que el velo no encajaba con la estética que se les requería a los vendedores. La empresa denomina "modelos" a sus vendedores y especifica que no pueden vestir de negro ni llevar nada que les cubra la cabeza.

El gerente posteriormente testificó en los tribunales que no sabía que Elauf llevaba el pañuelo por motivos religiosos, pero el Supremo considera que ha incurrido en una violación de la Ley de Derechos Civiles de 1964 que prohíbe la discriminación laboral por motivos religiosos.

Elauf no pidió una adaptación de la política de la empresa por ser ella musulmana, motivo por el cual el Décimo Circuito de Apelaciones falló en su contra, pero el Supremo rechaza ahora que sea necesaria esta petición. Grupos cristianos, judíos y sijs también habían respaldado la demanda contra Abercrombie & Fitch por discriminación laboral.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies