Gran Canaria tendrá 100 plazas más de residencia para mayores el próximo año hasta alcanzar las 4.381

Pedro Justo Brito y Cristina Valido firmando el acuerdo de dependencia
GOBIERNO DE CANARIAS
Publicado 16/08/2018 14:16:42CET

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 16 Ago. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Empleo, Políticas Sociales y Vivienda del Gobierno de Canarias, Cristina Valido, y el consejero de Hacienda y Presidencia del Cabildo de Gran Canaria, Pedro Justo Brito, han suscrito este jueves el Convenio de Atención a la Dependencia que permitirá a la isla contar con aproximadamente un centenar más de plazas de residencia para mayores en 2019 hasta alcanzar la cifra de 4.381.

El convenio suscrito entre ambas administraciones para prestar servicios a las personas en situación de dependencia y discapacidad ascenderá a 65,9 millones de euros para el próximo año, de los que el Gobierno de Canarias aportará 46,3 millones de euros y el Cabildo de Gran Canaria 19,5 millones de euros, lo que supone un crecimiento de 9,3 millones de euros con respecto a la financiación del año pasado.

Entre las novedades que presenta este acuerdo, según explicó la consejera Cristina Valido en rueda de prensa, se encuentra el que tendrá carácter plurianual, lo que aseguró aporta una "garantía" en cuanto a que permite a las instituciones una mejor planificación, siendo esta un reclamo de los cabildos.

Asimismo, destacó que "por primera vez" se reconoce la actualización del IPC, así como la incorporación de una "importante partida" para el módulo sanitario de altos dependientes, que recordó se había perdido en el año 2012, de tal forma que su recuperación hará que la Consejería de Sanidad destine 12 millones de euros para la financiación del mismo.

El acuerdo con el Cabildo de Gran Canaria se enmarca en los convenios que el Gobierno regional está suscribiendo con el resto de instituciones insulares y que permitirá destinar a dependencia casi 450 millones de euros para los próximos cuatro años --hasta el año 2021-- en todo el archipiélago.

Además, apuntó, que se recoge la previsión de incrementar un 10 por ciento el convenio el próximo año, así como la revisión del mismo en el año 2020 porque, matizó, habrá obras que estarán finalizadas o casi terminadas, por lo que se podrán incorporar nuevas plazas.

UN CONVENIO "BUENO" PARA GRAN CANARIA

Por su parte, el presidente en funciones del Cabildo de Gran Canaria, Pedro Justo Brito, admitió que se trata de un convenio "bueno" para la administración insular, alabando en este sentido el hecho de que la consejera venga del sector y haya recogido en el acuerdo las reclamaciones que desde años vienen haciendo los cabildos.

Asimismo, señaló que el gasto real de las instituciones implicadas para Gran Canaria ascenderá a 280 millones de euros en los próximos años, lo que consideró servirá para "afianzar una pata del sector del bienestar social".

Al respecto, la consejera de Política Social y Accesibilidad del Cabildo de Gran Canaria, Carmen Luz Vargas, también destacó lo "bueno" de este acuerdo que, dijo, les permite introducir un aumento de las horas para la asistencia a domicilio a dependientes, así como el incremento de la teleasistencia.

Añadió que el próximo año Gran Canaria tendrá 62 plazas más para residencias y 30 plazas más para centros de días, a las que se sumarán las de asistencia a domicilio.

En cuanto a las listas de espera en residencias de Gran Canaria, Vargas indicó que hay unas 1.300 y en cuatro años se espera tener 1.400 plazas más.

DOS LÍNEAS DE TRABAJO

Por otro lado, al ser cuestionada Valido por las líneas de trabajo en materia de dependencia, la consejera indicó que atendiendo a las cifras de envejecimiento de la población en las que se estima que en el año 2030 haya 65.000 mayores, de los que 6.000 serán altos dependientes, el trabajo del Gobierno canario, dijo, se centra en dos apartados.

Agregó que, por un lado, se trabaja en un plan de infraestructura en el que se prevé invertir unos 300 millones de euros en Canarias, mientras que por otra parte se busca dotar de mejores instrumentos la atención a domicilio a dependientes, ya que Valido expuso que, "en ocasiones, los mayores no necesitan ir a una residencia, sino que necesitan de medios para su cuidado".

Por ello, señaló que se buscará con los ayuntamientos un acuerdo para promover los servicios de autonomía personal e intentar que los mayores estén en casa hasta su final "siempre que el domicilio garantice" sus necesidades. "Hoy en día hay muchos mayores que están en residencia porque están solos, no porque quieran ir a la residencia", apuntilló.

Finalmente, quiso aportar los datos sobre la inversión del Gobierno canario en prestaciones económicas a dependientes, señalando que de los 21 millones de euros abonados en los primeros meses del año 2016, se ha pasado a los 27 millones de euros que se habían destinado hasta mayor de 2018.