Ordenada la expulsión de un imán en Logroño por suponer una "amenaza contra la Seguridad Nacional"

Alaa Mohamed Said - a la derecha- el imán expulsado por radicalidad
Europa Press
Actualizado 19/04/2018 13:47:11 CET

   LOGROÑO, 19 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El Gobierno Central, a través de la Secretaria de Estado de Seguridad, ha ordenado la expulsión del imán Alaa Mohamed Said, que ha ejercido como líder espiritual en las mezquitas logroñesas de la calle Villegas y Somosierra, por suponer una "amenaza contra la Seguridad Nacional", ya que intentaba extender las doctrinas más radicales del salafismo wahabista, según ha indicado el delegado del Gobierno en La Rioja, Alberto Bretón.

   En comparecencia de prensa, a raíz de una publicación de diario 'La Rioja', ha señalado que el imán, que será expulsado en breve a su país de origen, Egipto, se encuentra en estos momentos internado en el Centro de Internamiento de Extranjeros de Madrid.

   Bretón ha señalado que la resolución de expulsión se dictó el pasado 7 de marzo, que suponía el final de unas acciones comenzadas el 18 de enero por la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de La Rioja, a través de un "procedimiento administrativo sancionador contra Alaa Mohamed Said por posible infracción muy grave".

   En este sentido, ha explicado que el imán, de 45 años - casado y con hijas, residente en España desde 2005-, la Comunidad Islámica 'Al firdaus' de La Rioja, "seguía en sus postulados ideológicos la corriente denominada 'Despertar Islámico', y era un miembro de los 'Hermanos Musulmanes'". Además "era un ferviente defensor de los postulados islamistas que promueven la no integración de los musulmanes en las sociedades de acogida, y critica activamente los valores democráticos occidentales, argumentando que son una mala fuente de formación y educación para los jóvenes".

   El delegado del Gobierno, también ha señalado que se ha acreditado que "tienen la pretensión establecer en España un Islam regido únicamente por la ley islámica de la sharia". Además, ha asegurado que el imán "mantiene vínculos con otros miembros de 'Hermanos Musulmanes' de Egipto, España y del Golfo Pérsico, así como que se dedica a la recogida de fondos y a la organización de cursos de formación para imanes, en la que les infunde su ideología salafista wahabi".

   Bretón ha informado que Alaa Mohamed Said, es desde 2008, cofundador y presidente de la Asociación Unión Islámica de Imanes y Guías de España lo que le posibilitaba "ejercer una posición predominante sobre el resto de imanes".

   Por ello, ha indicado el delegado del Gobierno que en el expediente de expulsión se notifica la "conducta de expansión del wahabismo salafí entre sus fieles, y entre los imanes, dada su situación de preeminencia". Por todo ello, "se ha considerado que supone una amenaza real y actual para la seguridad nacional, que justifica su expulsión".

   A continuación, Bretón ha señalado que el pasado 10 de abril se le notificó al imán el acuerdo de expulsión, solicitando su abogado el 'habeas corpus', que "fue denegado", al igual que el recurso contencioso administrativo, presentado en los juzgados de Logroño, solicitando "medida cautelar de suspensión", que fue trasladada a la Audiencia Nacional, siendo "rechazado el 12 de abril".

   A partir de ahí, se decretó el ingreso de Alaa Mohamed Said en el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) para su expulsión a Egipto, si bien está pendiente la solicitud de asilo político que ha realizado.