Aguirre se sintió "defraudada" por González cuando su hermano reconoció haber recibido dinero por el campo de golf

Los expresidentes regionales Ignacio González y Esperanza Aguirre
PP MADRID - Archivo
Publicado 23/03/2018 15:29:26CET

Dice que Francisco Granados tiene la virtud de "cambiar de opinión"

MADRID, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

La expresidenta de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre ha señalado este viernes que el momento en que se sintió "defraudada" por el que fuera su número dos durante años, Ignacio González, fue cuando se hermano, Pablo González, en el marco de la trama Lezo, reconoció haber recibido dinero por el campo de golf del Canal.

Durante su comparecencia en la comisión de investigación sobre corrupción política de la Asamblea de Madrid a la que ha asistido este viernes, ha admitido que el caso del campo de golf del tercer depósito del Canal de Isabel II fue determinante para sentirse "defraudada" por el también expresidente Ignacio González.

"Realmente (fue) en este asunto de la cancha de prácticas de golf. El haber conocido que su hermano ha reconocido en los tribunales que ha recibido no se cuánto dinero... Eso para mi fue el detonante", ha contestado a la diputada de Podemos María Espinosa que la ha interpelado sobre en qué momento se sintió defraudada por el expresidente.

Precisamente, el exjefe del Ejecutivo madrileño ha sido el compareciente anterior en esta comisión, pero en ningún momento se han cruzado en los pasillos de la Cámara regional y tanto González como Aguirre han acudido a la sala prácticamente solos, sin la compañía de diputados populares.

Aguirre ha recordado que a González le conoció de funcionario en el Ayuntamiento de Madrid, luego lo llevó de subsecretario cuando fue nombrada ministra, después cuando fue al Senado, él fue secretario de Estado y después volvió a ser su vicepresidente. "Le consideraba un funcionario ejemplar y tenía toda mi confianza", ha dicho.

En este punto, ha recordado una frase, con la que está de acuerdo, que pronunció el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, pero que pertenece a Lenin: "La confianza está bien, pero el control está mejor". A continuación la diputada de Podemos le ha preguntado si se siente defrauda por la presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes. "¿Por qué? No", ha dicho.

Aguirre ha señalado que en sus gobiernos hubo "tolerancia cero contra la corrupción" y cuando tuvo indicios sobre la misma, en relación a la trama Gürtel, cesó a un consejero y a varios alcaldes, "dos días después --de conocerse lo ocurrido-- y mucho antes de que les imputaran" . De hecho, ha reiterado que ella la destapó "sin saber lo que estaba haciendo cuando impidió que el Ayuntamiento de Majadahonda diera un precio a unos terrenos que al año siguiente valían la mitad, 10.000 millones de pesetas de diferencia".

La compareciente también ha insistido en que ella asumió sus responsabilidad "in vigilando e in eligiendo" dimitiendo de todos sus cargos tras conocer los diferentes casos de corrupción que supuestamente afectaron a miembros de su Gobierno y su partido. La diputada de Podemos María Espinosa le ha espetado que tiene "medio Gobierno en la cárcel", algo que Aguirre ha negado, acusándola de hacer "demagogia" y de añadir que "en prisión están los líderes --de la oposición-- de Venezuela con la ayuda y apoyo" de Podemos.

Por otra parte, al ser pregunta por la portavoz del PSOE en la comisión, Nani Moya, por las declaraciones del exsecretario general del PP de Madrid Francisco González en las que en sede judicial indicó que no se movía "un alfiler en la Comunidad" sin que lo supiera Aguirre, ésta ha contestado que "en parte tiene mucha razón".

"En la Comunidad de Madrid se hacía lo que yo políticamente decidía que se debía hacer, de ahí a que yo estuviera en el detalle de todos y cada uno de los contratos pues no", ha defendido, para a continuación incidir en que Granados tiene "virtudes" pero también tiene la de cambiar de opinión, ya que primero dijo que no iba a "tirar de la manta" y luego sí.

Asimismo, sobre Granados, Aguirre solo ha dicho que en su momento le citó en su despacho para que le explicara unas informaciones que apuntaban a que quería comprarse un lujoso chalé de Valdemoro. "Yo le pregunto cómo se quiere comprar esa casa, pero él me dice que no, que era su mujer quien estaba empeñada en comprarla e iba todas las semanas a verla. Él puso una querella criminal contra los que informaron de ello. Pero a cojón visto, macho seguro. Entonces se leían muchas cosas, pero nadie me preguntaba. A mí nadie me lo ha denunciado", ha añadido.

La expresidenta regional ha negado que el PP se financiara ilegalmente con presuntas mordidas porque el partido "tenía financiación suficientísima". "Aquí los grupos están financiados más que suficientemente y jamás he consentido nada a nadie. Cuando he tenido indicios los he cesado al día siguiente", ha agregado.

En otro orden de cosas, Aguirre ha reprochado al Grupo Parlamentario Popular en la Asamblea que no hubiera recurrido la comisión ante la Justicia --sí pidió un informe jurídico que no la invalidó-- como sí hizo el Grupo Municipal contra la comisión de corrupción del Ayuntamiento de Madrid. "A nosotros la Justicia nos dio la razón", ha defendido.

Tras estas palabras ha concluido la comparecencia. Aguirre ha salido rodeada de medios de comunicación pero sin hacer declaraciones, solo al entrar al ascensor, que se encuentra al lado de la sala de prensa, se ha parado y tras lanzar un beso ha dicho: "Os echo de menos".