Educación tiene como meta adelantar los exámenes de septiembre a junio el curso que viene

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

El calendario se aplicaría con normalidad el curso 2018/19

Educación tiene como meta adelantar los exámenes de septiembre a junio el curso que viene

Consejero de Educación de la Comunidad de Madrid, Rafael Van Grieken
COMUNIDAD DE MADRID
Publicado 06/11/2016 10:55:47CET

MADRID, 6 Nov. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Educación de la Comunidad de Madrid, Rafael van Grieken, ha afirmado que su voluntad es poder trasladar los exámenes de septiembre a junio el próximo curso 2017/18, aunque para ello requiere un consenso "razonable" con los miembros del Consejo Escolar de la región, y recalca que en caso de aplicarse sería un "curso de tránsito" para tener ese calendario normalizado en el curso 2018/19.

En una entrevista con Europa Press, Van Grieken ha explicado que "sería importante" poder aplicar ese traslado de los exámenes de recuperación el curso que viene pero a "modo de tránsito", puesto que al desarrollarse en este curso actual los exámenes extraordinarios en septiembre, el año que viene el curso debe arrancar sobre el 12 o 13 de septiembre.

Por tanto, se trataría de un curso "atípico" o de "tránsito" al comenzar en fechas similares a las actuales por realizarse los exámenes de recuperación del presente curso en septiembre y tener "la vista puesta" en no realizar en el curso 2017/18 esas pruebas antes de los meses de vacaciones de verano. En consecuencia, la aplicación de un calendario con exámenes de recuperación en junio se desarrollaría de forma normal el curso 2018/19.

Van Grieken ha señalado que el Gobierno regional ha abierto este debate y busca un consenso "razonable" para aplicar un "cambio significativo" en el calendario escolar que ofrece "múltiple beneficios" al sistema educativo.

Uno de ellos será mejorar la incorporación a la universidad de los alumnos de 2º de Bachillerato que tienen que realizar exámenes de recuperación en septiembre y luego enfrentarse a la prueba de acceso a la universidad, una situación que generaba a estos estudiantes tener que entrar a la universidad a mediados de octubre cuando la mayoría de universidades arrancan las clases a primeros de septiembre.

Además, la medida también tiene un efecto positivo sobre Secundaria pues ahora, con los exámenes de septiembre, se deben reorganizar los grupos por este motivo (con grupos nuevos que se constituyen y profesores que se incorporan "sobre la marcha) y eso lleva a arrancar las clases el 12 o 13 de septiembre. Adelantando los exámenes extraordinarios a junio se podrá empezar el curso el 4 o 5 de septiembre, lo cual permite ganar días lectivos y también "planificar mucho mejor" el inicio de los curso.

A su vez, el consejero de Educación ha asegurado que la medida también tiene beneficios pedagógicos y se amolda mejor al concepto de "evaluación continua", pues favorece que un alumno que haya tenido un mal día en un examen pueda recuperarlo a los 15 días.

Recuerda Van Grieken que las estadísticas muestras que a partir de dos asignaturas, los porcentajes de recuperación en septiembre son "absolutamente nimios".

Aparte, ello genera mejor situación a las familias pues sus hijos no tienen que ir a academias particulares y los estudiantes pueden dedicar esos meses exclusivamente a las vacaciones.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies