La EMVS dice que con la subasta de 4 promociones de VPP conseguirá fondos para crear un verdadero parque de alquiler

 

La EMVS dice que con la subasta de 4 promociones de VPP conseguirá fondos para crear un verdadero parque de alquiler

Actualizado 24/08/2010 15:54:58 CET

El objetivo es que los inquilinos de pisos protegidos tengan contratos de 5 años y roten cuando dejen de cumplir los requisitos

MADRID, 24 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo (EMVS) de Madrid ha salido al paso de las críticas de los vecinos de cuatro promociones de viviendas protegidas que serán subastadas este mes de septiembre asegurando que el dinero que se obtenga de la venta será invertido en crear un "verdadero parque de viviendas en alquiler", cuyos inquilinos tengan contratos de cinco años renovables y que puedan rotar cuando ya no cumplan los requisitos.

El coordinador general de Vivienda del Ayuntamiento de Madrid, Juan José de Gracia, ha explicado a Europa Press que el objetivo es llevar a cabo un "cambio de modelo" en la política de vivienda protegida, dejando de ofertar pisos en alquiler con opción a compra y también pisos en la modalidad de los que serán subastados, que al cabo de unos años pierden la protección.

"Esto se contempla tanto en el decreto de la Comunidad de Madrid como en el Real Decreto del Ministerio de Vivienda que regulan el Plan Estatal de Vivienda. Con estas medidas, la EMVS no hace sino redundar en una política de alquiler más equitativa y social", ha explicado de Gracia.

En concreto, el objetivo es que "las viviendas de alquiler no se descalifiquen nunca", y no como sucede ahora con algunas promociones, que tras diez años de estar protegidas acaban en el mercado libre.

Así, los inquilinos de este nuevo parque de pisos de alquiler municipal "serían de rotación, con contratos a cinco años". "Pasado ese tiempo, se comprobaría si siguen cumpliendo los requisitos para estar en una vivienda protegida. En caso de que así fuera, se prorrogaría el contrato y, si no, pasaría a otra persona", ha apostillado el coordinador general.

OBTENER INGRESOS

Sin embargo, para poner en práctica este nuevo modelo el Consistorio debe obtener fondos con los que adquirir suelo para construir las nuevas promociones. Y es precisamente en esta necesidad donde se enmarca la subasta de 630 pisos en Pavones (Moratalaz), Carabanchel, Ensanche de Vallecas (Vallecas Villa) y Sanchinarro (Hortaleza).

Con ese dinero, las arcas de la EMVS recibirán una inyección de 64 millones de euros "si las viviendas se venden al precio tipo", un dinero que permitirá comenzar con la nueva política de Vivienda. Éstas serán las únicas promociones que se vendan este año, según de Gracia, quien ha asegurado que "no hay previsión de subastar ninguna más este año" aunque ha reconocido que sí se hará en el futuro.

En cualquier caso, el responsable municipal de Vivienda ha explicado que la empresa que este mes de septiembre compre estas primeras promociones afectadas deberá "subrogar todos los derechos y deberes de los inquilinos", negando así que les pueda subir el alquiler o modificar las condiciones de sus contratos.

"La adjudicataria deberá respetar los contratos que los inquilinos tienen con la EMVS, por lo que no se verán afectados ni los precios ni las condiciones bajo ningún concepto hasta que se descalifique, cada una en el momento que marque el contrato", ha apostillado de Gracia, señalando que el último piso que perderá la protección será en mayo de 2015.

Sin embargo, ni siquiera entonces podrá la compañía que adquiera las promociones venderlas en el mercado libre, ya que "en el pliego de condiciones está establecido que no se podrán vender las viviendas hasta el 31 de diciembre de 2020" cuando, eso sí, ya podrán pedir por ellas el precio que marque el mercado.

Preguntado sobre los motivos por los que la EMVS no ha optado por la posibilidad, recogida en los contratos, de vender los pisos directamente a sus actuales inquilinos, de Gracia ha explicado que "estas viviendas tienen la calificación correspondiente al programa vigente en el momento que se construyeron", que en este caso estipula que sean "de alquiler a diez años" y que luego sean desprotegidas y pasen al mercado libre.

"Además, si queremos hacer un verdadero parque municipal de vivienda en rotación hacen falta recursos", ha añadido, haciendo referencia por último a las críticas del Grupo Municipal Socialista sobre la falta de autorización de la Comunidad de Madrid para realizar la subasta.

"Ya hemos hablado con la Comunidad de Madrid, y tienen que autorizar la venta cuando se haya producido, no antes, ya que el Plan Estatal permite vender promociones enteras a empresas privadas que incluyan en sus estatutos sociales el arrendamiento, que es lo que tiene que comprobar el Gobierno regional", ha apostillado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies