Los Equipos de Actuación Distrital se extenderán a 15 distritos y la Cañada Real contará con uno específico

Jornadas sobre Cañada Real
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 13/06/2018 13:56:47CET

MADRID, 13 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los Equipos de Actuación Distrital --el programa del Ayuntamiento de Madrid de cuidado de entornos degradados por parte de vecinas y vecinos en situación de vulnerabilidad-- se extenderán a quince distritos y la Cañada Real contará con uno específico.

Los 16 Equipos en 15 distritos aumentarán así su dotación presupuestaria en 2018, ha informado este miércoles el delegado de Coordinación Territorial y Cooperación Público-Social, Nacho Murgui, en la comisión en la que ha dado cuenta del proyecto de presupuestos del área.

Las entidades con las que el Consistorio está llevando a cabo este programa contratan por periodos mínimos de seis meses a población en situación de desempleo y vulnerabilidad, que ven mejoradas así sus posibilidades de inserción social durante y tras su paso por el programa. El Gobierno municipal ha apostado por la cooperación público-social con entidades sin ánimo de lucro que tienen a sus espaldas décadas de trabajo en los barrios y una contrastada trayectoria a favor de los colectivos vulnerables.

Las intervenciones de los Equipos de Actuación Distrital son de varios tipos, como iniciativas socio comunitarias de concienciación ciudadana en el cuidado de los espacios públicos, actuaciones que involucren a la ciudadanía en el cuidado de los barrios o apoyo al pequeño comercio en la gestión de residuos.

También incorporan actividades socialmente útiles relacionadas con la mejora del entorno urbano: proyectos de recuperación ambiental, participación en labores de mantenimiento y recuperación de espacios interbloques privados de uso público, junto a actividades de mejora ambiental que propicien vínculos y compromisos de los vecinos a nivel de calle y barrio, como cuidado de alcorques, el depósito correcto de residuos...

Estos equipos realizan asimismo pequeñas actuaciones de recuperación y adecuación del entorno urbano para salvar situaciones de inseguridad hasta el arreglo definitivo por parte de los servicios municipales, como pequeños arreglos o promoción de iniciativas vecinales para favorecer el respeto y el mejor uso del mobiliario y espacio público.

Cada participante recibe una remuneración en función de cada puesto de acuerdo a los convenios vigentes en cada sector de actividad y se les dota del vestuario y equipos de protección individual necesarios para el ejercicio de sus funciones. En 2017 se contrataron 166 personas con cargo al programa.

El presupuesto global del área alcanzará los 37,8 millones de euros, un 16 por ciento más con respecto a la liquidación de 2017. Murgui ha detallado que se cierra un ciclo para el Fondo de Reequilibrio Territorial (FRT) empleando el último año en poner en marcha los proyectos iniciados y apuntar cómo seran los de los próximos.

CAMPUS ASOCIATIVO

El presupuesto del área impulsa el apoyo al tejido asociativo en el marco de la ordenanza de Cooperación Público-Social, aprobada el pasado mes de mayo. Aquí se enmarca tanto la mejora de dotaciones en el servicio de préstamo de material CRAS¡ como el desarrollo de la escuela de formación, la primera fase del Campus Asociativo, nombre "provisional pero feo", en palabras de Murgui.

En esta línea de cooperación público-social, el área refuerza las subvenciones. Consolida las de fomento del asociacionismo y sacan una nueva convocatoria para impulsar proyectos de cooperación público-social en el marco de la nueva ordenanza (100.000 euros).

La desconcentración administrativa sigue adelante con un impulso a la llegada de nuevas competencias a los distritos. Ya lo ha hecho con la gestión de las zonas verdes --233 ya son gestionadas por las Juntas-- y ahora se añadirán las vías públicas.