Aviso: Esta noticia tiene más de un año. Última actualización: 06/11/2012

Confía en no tener que recurrir a más alzas impositivas

(Ampl.) Rajoy quiere bajar el IRPF en 2014 y augura que este año el empleo caerá menos de lo previsto

Admite que aún no ha tomado una decisión respecto a la revalorización de las pensiones

   MADRID, 6 Nov. (EUROPA PRESS) -

   El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado este martes que piensa "darle la vuelta, más adelante" a algunas de las medidas que ha adoptado para corregir el déficit, especialmente a las subidas de impuestos y más concretamente al alza del IRPF. "Nos gustaría bajar el IRPF en 2014 (...) Espero poder hacerlo", ha dicho.

   El jefe del Ejecutivo, en una entrevista con la cadena Cope recogida por Europa Press, ha subrayado que no ha subido los impuestos "por gusto" y que entiende "perfectamente" el descontento ciudadano respecto a ésta y otras iniciativas llevadas a cabo por su Gobierno, pero ha insistido en que estas medidas, que ha calificado como "duras, difíciles e incómodas", y las reformas adoptadas son las que permitirán la recuperación económica.

   "Entiendo perfectamente que haya mucha gente disgustada, molesta y que no pueda aplaudir estas medidas, pero si estamos tomando estas medidas es porque son las que necesita España (...) Yo no creo en las subidas de impuestos, salvo en situaciones excepcionales", ha apuntado.

   En principio, Rajoy ha señalado que no tiene previsto una nueva subida de impuestos para seguir avanzando en el objetivo de reducción del déficit, aunque tampoco la ha descartado del todo. "Hoy no tengo pensado tomar ninguna decisión de subida de impuestos. Ya hemos presentado los Presupuestos y no hemos hecho ninguna subida (...) Espero que no sea necesario tener que volver a una subida de impuestos", han sido sus palabras.

   Rajoy ha avanzado además que este año la economía española caerá menos de lo previsto (-1,5%) y que, por tanto, se reducirán menos empleos de los calculados inicialmente (se estimaba para este año una destrucción de 600.000 puestos de trabajo). "Yo creo que van a ser algo menos (de 600.000), igual que el crecimiento económico va a ser mejor que el que habíamos previsto", ha precisado.

   El jefe del Ejecutivo ha admitido que éste va a ser un "mal año", pero ha añadido que 2013 será mejor que 2012, aunque "no se tocará suelo todavía", y que en 2014 habrá ya crecimiento económico en España.

   Rajoy ha subrayado que su "objetivo capital" es el crecimiento económico y la creación de empleo y que la reducción del déficit es "la primera de las prioridades". No obstante, el presidente ha advertido de que es "imposible crear empleo cuando las administraciones gastan más de lo que ingresan" y cuando se tiene una deuda externa de casi un billón de euros.

LA REVALORIZACIÓN DE LAS PENSIONES, EN AL AIRE.

   Preguntado por si el Gobierno revalorizará las pensiones este año para compensar a los pensionistas por la desviación de precios, Rajoy ha admitido que todavía no se ha tomado una decisión al respecto, a la espera de lo que suceda con el IPC de noviembre, cuya tasa interanual es la que sirve de referencia para calcular dicha revalorización.

   En cuanto a la reforma laboral, Rajoy ha indicado que "no es verdad", como dicen los sindicatos, que no haya funcionado, pues está produciendo ya efectos "positivos" en el mercado laboral, como el descenso de los ERE de extinción y su sustitución por suspensiones de empleo y reducciones de jornada.

   Ahora bien, el presidente ha afirmado que "los efectos más importantes" de esta reforma se observarán cuando arranque la actividad económica.

   Por otro lado, el presidente ha señalado que no piensa bajarle el sueldo a los empleados públicos en 2013 y ha dicho que las "decisiones fundamentales" que atañen a este colectivo se han tomado ya.

Cargando el vídeo....
 

 

© 2014 Europa Press. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de esta web sin su previo y expreso consentimiento.