Dastis ya dijo al jefe de DDHH de la ONU, que hoy ha criticado a España, que el 1-O está 'sub iudice'

Alfonso Dastis en la sesión de control al Gobierno en el Congreso
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 07/03/2018 17:37:22CET

El embajador español interviene mañana ante el Consejo y previsiblemente responderá a los comentarios del alto comisionado sobre Cataluña

MADRID, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Alfonso Dastis, se reunió el pasado día 27 con el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Raad al Hussein, y le informó de que la actuación policial durante el 1-O está siendo objeto de investigaciones judiciales, de manera que el Gobierno no puede darle más detalles mientras el asunto esté 'sub iudice'.

Así lo han señalado fuentes de su departamento, consultadas por Europa Press, después de que el Alto Comisionado haya publicado este martes su informe anual ante el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas en Ginebra incluyendo un párrafo en el que tacha de "cuestionable" que el Gobierno español considere "legal, legítima y necesaria" la actuación policial del 1-O.

Dastis viajó a Ginebra hace una semana para participar en la sesión ministerial del Consejo de Derechos Humanos y Zeid le preguntó en una reunión bilateral cómo iban las investigaciones sobre la actuación policial. El Alto Comisionado había pedido una investigación el mismo día 2 de octubre. El ministro le dijo que le informaría cuando terminen las investigaciones judiciales.

En su presentación ante el Consejo este miércoles, Zeid no ha leído el párrafo relativo a España, pero fuentes de su oficina consultadas por Europa Press han señalado que el Alto Comisionado solo lee una versión reducida porque tiene un tiempo limitado, pero que el informe válido es el íntegro, publicado en la web.

La respuesta española llegará previsiblemente este jueves, cuando está prevista la intervención del representante español ante los organismos de la ONU en Ginebra, Cristóbal González-Aller.

El informe también dice, sobre España, que "la detención preventiva debería ser una medida de último recurso". Las fuentes consultadas consideran que así es en la legislación española, puesto que la prisión preventiva solo se aplica en casos extremos como cuando hay riesgo de reiteración delictiva o de destrucción de pruebas.

Y sobre su llamamiento al diálogo político para resolver la crisis en Cataluña, recuerdan que éste debe hacerse dentro del marco constitucional español. El propio secretario general de la ONU, Antonio Guterres, hizo un llamamiento en esos términos a finales del pasado octubre.