Fernández Díaz afirma que las detenciones suponen "prácticamente el acta de defunción de ETA"

Actualizado 22/09/2015 14:37:17 CET

BRUSELAS, 22 Sep. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, ha confirmado la detención este martes de la detención en el sur de Francia de los jefes de la banda terrorista ETA Daniel Pla Martín e Iratxe Sorzabal y ha asegurado que esta operación supone "prácticamente el acta de defunción" de la organización.

"Me atrevo a decir que es prácticamente el acta de defunción de ETA", ha celebrado el ministro en declaraciones a la prensa en Bruselas, a su llegada a una reunión extraordinaria con sus socios de la UE para abordar la crisis de refugiados.

Fernández Díaz ha indicado que la operación sigue abierta y que, por el momento, se han producido cuatro detenciones, incluida "la cúpula de ETA", en referencia a Pla y Sorzabal, y el titular de la vivienda en la que se ha desarrollado la operación.

El ministro ha apuntado no tener más información sobre los detenidos, por lo que ha dicho no poder confirmar si entre ellos se podría encontrar Josu Ternera.

Fernández Díaz ha insistido en que con las detenciones de este martes queda "desmantelada" y "descabezada" la banda terrorista, lo que, a su juicio, demuestra que el Gobierno de Mariano Rajoy "no ha negociado, negocia, ni negociará" con ETA.

"La banda son sus presos y muy poquito más, después de lo de hoy no hace falta perder el tiempo en eso", ha indicado a la pregunta por cuántos miembros de ETA estima su Ministerio que quedan en libertad.

El ministro ha querido destacar el trabajo conjunto y "brillante" de la Guardia Civil y de los servicios antiterroristas de Francia y ha subrayado que se trata de una operación "importantísima, dentro de lo muy poquito que queda de ETA".

"Eran los dos terroristas más buscados en estos momentos, como referentes de la cúpula de ETA", ha insistido, para después pedir a la banda terrorista que "reconozca de hecho" que ha sido "absolutamente descabezada". "Está en sus manos que quieran formalizar o no su disolución", ha zanjado.

Preguntado por si espera que se produzca alguna comunicación de la banda que certifique su cese definitivo, Fernández Díaz ha dicho que ETA pretende "perpetuarse como actor político", pero ha considerado que la opeación de este martes lo hace "casi imposible".

"No van a expedir un certificado de disolución si no hay negociación, y no va a haber negociación", ha asegurado el ministro, para quien "disuelta formalmente o no, ETA es una organización terrorista absolutamente derrotada operativa, policialmente".

En este sentido, Fernández Díaz ha concluido recordando a la banda terrorista GRAPO, de la que ha dicho que nunca se disolvió pero quedó como "reliquia histórica y sangrienta del pasado.