El magistrado en Sevilla José Manuel Holgado será el nuevo director de la Guardia Civil

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

El magistrado en Sevilla José Manuel Holgado será el nuevo director de la Guardia Civil

José Manuel Holgado
LA VOZ DE MARCHENA
Actualizado 17/11/2016 21:55:01 CET

MADRID, 17 Nov. (EUROPA PRESS) -

El magistrado de la Audiencia Provincial de Sevilla José Manuel Holgado Merino será el nuevo director general de la Guardia Civil en sustitución de Arsenio Fernández de Mesa. Su nombramiento se incluye entre una amplia renovación de cargos llevada a cabo por el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, que también es juez de carrera.

Antes de alcalde hispalense, Zoido fue decano de los jueces de Sevilla, donde José Manuel Holgado, número dos de su promoción, ha ejercido como magistrado de la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Sevilla.

El séptimo director civil del Instituto Armado fue el ponente encargado de recursos relativos a la muerte de la joven sevillana Marta del Castillo. Con anterioridad ejerció desde el Juzgado de lo Penal 10 de Sevilla.

Holgado Merino, de 56 años, relevará a Fernández de Mesa al frente de la Dirección General de la Guardia Civil, uno de los puestos junto con el de la Policía de más relevancia en la estructura del Gobierno. Ambos cuerpos cuentan con importantes aparatos de información que son piezas claves, junto al CNI, de los servicios de inteligencia del Estado.

La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil --y su equivalente en la UDEF de la Policía-- también juegan un papel básico, en coordinación con los jueces, en las investigaciones contra el crimen organizado y en la lucha contra la corrupción.

QUEJAS EN 2012 AL CONTROL POLÍTICO

En diciembre de 2012, el ahora director de la Guardia Civil participó en un acto organizado en Marchena, municipio sevillano donde ejerció de juez en la década de los 80, en el que se quejó por el "control total" que quería ejercer el poder político, limitando la independencia de los jueces.

Sus críticas fueron especialmente ácidas hacia el entonces ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, a quien acusó de tener una idea "troglodita" de la judicatura, especialmente por la "barbaridad" de su ley de tasas, según recogió 'La Voz de Marchena'. Su visión era muy negativa: "Lo que hay es un derrumbe de la administración de la Justicia, desde jueces a fiscales, secretarios, abogados, procuradores y justiciables".

Este juez de carrera se mostró en ese acto partidario de "tutelar, proteger y dar seguridad a los ciudadanos", pero respetando siempre la independencia judicial frente al intento del poder político de "ir metiendo sus tentáculos para conseguir órganos sumisos y pacientes".

Se mostró quejoso por las dificultades para meter en la cárcel a los delincuentes y señaló algo sobre lo que ahora, como director de la Guardia Civil, tendrá mando directo: "Las pesquisas policiales iniciales son básicas". En este sentido, fue crítico con las diligencias del exjuez Baltasar Garzón al intervenir las comunicaciones de los abogados del 'caso Gürtel'. "Metió la pata, eso no se le ocurre ni al que asó la manteca", dijo.

Holgado cuestionó también, según 'La Voz de Marchena', el procedimiento del juez Fernando Andreu contra la mafia china de Gao Ping y opinó sobre otras cuestiones políticas como el desarrollo del Estado de las Autonomías, que consideró como "insuficientemente desarrollado por el miedo político". También dejó pincelas sobre su forma de ser. "Siempre me ha encantado reunirme y estar próximo a la gente", sostuvo en ese encuentro de 2012.

RECLAMACIONES DE GUARDIAS CIVILES

Esa proximidad será reclamada por la mayoría de las asociaciones del Instituto Armado que abogan por cambios en la Ley de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. También quieren poner fin a la discriminación laboral y salarial en comparación con el resto de policías. La AUGC, que con 30.000 afiliados es la mayoritaria, reclama además la desmilitarización del cuerpo y que se les permita el derecho a sindicación.

Históricamente azote en la lucha antiterrorista contra ETA, los guardias civiles continúan siendo objeto de ataques esporádicos en el País Vasco y Navarra por grupos vinculados a la izquierda abertzale. Recientemente, la agresión de dos agentes en Alsasua ha terminado con la detención y el ingreso en prisión, por orden de la Audiencia Nacional, de siete personas.

Fernández de Mesa ha estado desde 2011 al frente de la Dirección General de la Guardia Civil. Nacido en Ferrol, donde fue concejal, este diplomado en Altos Estudios Militares y en Altos Estudios de la Defensa (CESEDEN, 1991 y 2011) llegó a la Benemérita tras pasar entre 200 y 2004 por el cargo de delegado del Gobierno en Galicia.

Su etapa al frente de la Guardia Civil se cierra con una polémica llevada al Congreso por el PSOE por un retrato en el que lucía con la Gran Cruz del Mérito Naval, entre otras distinciones militares.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies