El Parlamento andaluz apoya que se recupere el modelo de negociación colectiva anterior a la reforma laboral del PP

Actualizado 17/07/2013 20:04:49 CET

SEVILLA, 17 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Pleno extraodinario del Parlamento de Andalucía ha aprobado este jueves, con los votos de PSOE-A e IULV-CA, una proposición no de ley en la que se pide que la Cámara autonómica muestre su apoyo a que, en lo sustancial, se recupere el modelo de negociación colectiva anterior a la Ley 3/2012 de Reforma del Mercado Laboral del PP.

La Cámara autonómica también ha aprobado reconocer que la negociación colectiva en el ámbito de las relaciones laborales es una herramienta "eficaz e indispensable" para la defensa de los derechos de los trabajadores, la regulación de las relaciones laborales, la propia organización del trabajo e, incluso, para el actual sistema democrático.

Según ha defendido en la sesión plenaria el diputado de IULV-CA, Ignacio García, proponente de la iniciativa, es necesario que, de forma paralela a este apoyo, el Parlamento andaluz se muestre "contrario a medidas como el llamado descuelgue unilateral del convenio vigente por causas económicas y la finalización de la llamada ultraactividad de los convenios una vez cumplido su plazo inicial de vigencia, algo que se ha producido".

Asimismo, el Parlamento ha solicitado que se inste a la Junta a pedir al Gobierno central que presente los correspondientes Proyectos de Ley para recuperar un cierto equilibrio entre las partes que intervienen en la negociación colectiva, modificando aquellos elementos de la normativa actualmente vigente que, directa o indirectamente, atentan contra el papel reconocido a la negociación colectiva.

También ha animado a las partes implicadas actualmente en la negociación de cualquier convenio colectivo a "pactar lo antes posible prorrogar suficientemente el tiempo de negociación para conseguir un acuerdo, manteniendo en vigor el convenio actual si hubiera caducado y buscando mediación externa para la solución del conflicto en caso de que las posiciones para el acuerdo estuvieran muy alejadas".

El Parlamento andaluz ha manifestado igualmente su apoyo y respaldo a las organizaciones sindicales que luchan en la defensa de la negociación colectiva como instrumento para el mantenimiento de las conquistas sociales y derechos de los trabajadores.

García ha argumentado en defensa de esta iniciativa que la negociación colectiva se ha visto "seriamente agredida" a partir de la aplicación por el Gobierno Central de la reforma laboral del Gobierno, "que pretende aprovechar la actual coyuntura para terminar con la negociación colectiva y facilitar así una drástica reducción de las condiciones laborales para hacer crecer los beneficios empresariales".

Asimismo, ha apuntado que, con carácter general, los convenios de ámbito superior, cuando existen, suponen una "pérdida significativa" en las prestaciones económicas y sociales de los trabajadores respecto al convenio específico de empresa. Además, en los casos en que no hubiera convenio de ámbito superior, los trabajadores afectados por la pérdida de la ultraactividad pasarían a regirse por el Estatuto de los Trabajadores que, en términos de remuneración, podría estrictamente aplicar el Salario Mínimo Interprofesional.

En su opinión, el Gobierno de Rajoy pretende sustituir este modelo de convenio colectivo por otro en el que las relaciones de los trabajadores y la empresa tengan un carácter individual, facilitando decisiones abusivas de los empresarios al concederles la posibilidad de modificar unilateralmente cuestiones como la jornada, los horarios y sistemas de rendimiento y otras condiciones sustanciales del trabajo.

PP-A RECUERDA AL "BIPARTITO" QUE NO PUEDE DAR LECCIONES

De su parte, el diputado 'popular' Rafael Ruiz Cantos ha recriminado a PSOE-A e IULV-CA que intenten aprovechar "cualquier ocasión para desviar la atención" y les ha recordado que "los sindicatos de clase no son los únicos existentes", ya que la negociación colectiva, según ha argumentado, afecta "a todos los trabajadores en general, por lo que la misma legitimación tienen unos como otros sindicatos".

Además, Ruiz Cantos ha pedido a los miembros del "bipartito" que antes de "dar lecciones" en la Cámara autonómica deben empezar por "cumplir" con lo acordado, por ejemplo, con los trabajadores de Delphi. Solo así, en su opinión, tendrán autoridad moral para "decir lo que tengan que decir" en el Parlamento. También ha mandado un mensaje a los sindicatos CCOO y UGT, a los que ha criticado por "ser los primeros en utilizar de forma taxativa y sin negociación de ningún tipo esta reforma laboral que tanto critican".

En esa línea, el 'popular' ha recordado que el Gobierno andaluz "viene siendo denunciado con sentencias firmes" por anular "infinidad de acuerdos laborales y siempre, en el 90 por ciento de los casos, por vulneración de derechos sindicales". "¿Y vienen ustedes a darnos lecciones de respeto a las negociaciones colectivas? No están autorizados porque dicen una cosa y hacen lo contrario", ha remachado.

Frente a ello, la diputada del PSOE-A Antonia Moro ha señalado que la reforma laboral del Gobierno central "lesiona" la Constitución Española, algo que, según ha recordado, ya intentó el PP en 2001 pero que "no consiguió por la oposición de sindicatos y empresarios". Sin embargo ahora, "con la excusa de la crisis", sí ha conseguido "dinamitar el marco de las relaciones laborales y el diálogo social" en el país mientras el PP-A "miraba para otro lado".

Frente a ello, el PSOE-A ha mostrado su apoyo "de la A a la Z" a esta proposición no de ley de IULV-CA al entender que la limitación de la ultraactividad como consecuencia de esta reforma laboral del PP "puede traer como consecuencia que muchos trabajadores se vean desprotegidos" y se vean incluso "abocados a la pérdida de sus condiciones laborales".

Según ha enfatizado Moro, el Gobierno andaluz ha intentado "arreglar el desaguisado de la reforma laboral" firmando con los agentes sociales, económicos y sindicales de la comunidad el Acuerdo para el Progreso Social y Económico de Andalucía, que suscribieron "de forma sensata" el pasado 20 de marzo comprometiéndose así a mantener "vías de diálogo que mejoren el marco de las relaciones laborales en Andalucía y activar la negociación colectiva".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies