Podemos pide al Gobierno que marque distancias con Trump, recorte gasto militar y reconozca el Estado palestino

Pablo Bustinduy, diputado de Podemos
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 11/07/2018 19:14:01CET

En una carta a Borrell, reclama un estudio sobre la emigración española y un plan de choque para las mujeres en la diplomacia

MADRID, 11 Jul. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Internacional de Podemos, Pablo Bustinduy, ha enviado este miércoles una carta al ministro de Asuntos Exteriores, Ue y Cooperación, Josep Borrell, en la que le propone 25 medidas para "reorientar el papel de España en el mundo", entre ellas "marcar distancias" con la Administración Trump, el reconocimiento del Estado palestino y la revocación de los nuevos compromisos de gasto militar.

A su juicio, "es hora de marcar claramente distancias con la política unilateral y agresiva de la Administración Trump, empezando con una clara condena de su inhumana política migratoria".

Bustinduy ya le avanzó estas prioridades al ministro en su comparecencia ante la Comisión de Exteriores del Congreso, y le adelantó que se las haría llegar por escrito. El ministro ya respondió a algunas de ellas, por ejemplo subrayando que todas las exportaciones de armas españolas se ajustan a la legalidad europea --Podemos quiere parar la venta de armas a Israel y a Arabia Saudí--.

También aseguró que estudiaría su petición de firmar y ratificar el Tratado de Prohibición de Armas Nucleares aunque, en línea con las posiciones del Gobierno anterior, cuestionó la eficacia de un Tratado que no ha firmado ninguna potencia nuclear.

Esa es la primera petición contenida en la carta de Bustinduy, que también pide que España lidere los trabajos para adoptar una convención
internacional de derechos LGTBI, formar una mesa de partidos y sociedad civil para rendir cuentas y definir la agenda de España en el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

También insta al Gobierno a asegurar el cumplimiento de la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) sobre los recursos del Sáhara Occidental y "materializar el apoyo al derecho a la libre determinación del pueblo saharaui"; paralizar el Plan África para apostar una relación de "cooperación y respeto", "superar el enfoque economicista e injerencista en las relaciones con América Latina" y apostar por la mediación.

Asimismo, pide "reconstruir la cooperación española, masacrada por los recortes presupuestarios y las políticas de financiarización y
privatización", reformar la Ley Orgánica del Régimen Electoral (LOREG)
para garantizar la plena participación de los emigrantes y hacer un estudio exhaustivo sobre la emigración española para conocer sus necesidades reales, especialmente en Reino Unido a la luz del Brexit.

Pide asimismo una ley de derechos humanos y empresas multinacionales en España, impulsar la lucha contra los paraísos fiscales en la ONU, auditar la aplicación de la ley española de comercio de armas para garantizar que se prohíbe la venta en casos de conflicto o violaciones de derechos humanos.

También quiere que España apoye financiera y políticamente el proceso de paz en Colombia y los mecanismos de justicia transicional
y la protección de la población civil en Siria y Yemen. En relación con Rusia --"vecinazgo oriental"--, pide "un cambio" de política "superando el modelo fallido de confrontación" y apostando por resolver los conflictos con cooperación y diálogo.

En otro punto, quiere "una estrategia de acción exterior feminista" que incluya estudios de impacto de género en los acuerdos comerciales y la promoción de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres como eje prioritario de la acción exterior española. En el interior de España, reclama un "plan de choque" para impulsar la presencia de mujeres en la carrera diplomática y "derribar el techo de cristal".

RECHAZAR EL CETA Y EL JEFTA

En el ámbito de la UE, propone formar con Portugal un "polo" para democratizar las instituciones, impulsar un plan de choque contra la pobreza infantil, paralizar la aplicación del acuerdo comercial con Canadá (CETA) y rechazar la firma del de Japón (JEFTA). También rechazar la "militarización de fronteras".

A continuación, Podemos reclama reconocer el Estado palestino "y exigir el fin de la ocupación, el bloqueo y el apartheid que sufren sus poblaciones", decretar un embargo militar a Israel e impulsar una investigación internacional de sus "violaciones de derechos humanos". También "impulsar el respeto a los derechos democráticos, políticos y
culturales de las poblaciones kurdas en Siria, Turquía e Irak".