El PSOE busca reconocer por ley el derecho del trabajador a desconectar fuera del horario laboral

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, en una reunión
EUROPA PRESS
Publicado 03/04/2018 19:14:53CET

Registran una quincena de enmiendas a la reforma de la Ley de Protección de Datos, que se tramita en el Congreso

MADRID, 3 Abr. (EUROPA PRESS) -

El PSOE quiere garantizar por ley el derecho del trabajador a la desconexión digital, esto es, a poder desvincularse de las responsabilidades hasta el día siguiente y que pueda no contestar comunicaciones del trabajo fuera del horario laboral.

Es tan sólo una de las 15 garantías que el Grupo Socialista en el Congreso de los Diputados ha registrado en forma de enmiendas a la Ley Orgánica de Protección de Datos, cuya reforma tramita actualmente el Parlamento.

En un vídeo colgado en su página web, el líder del PSOE, Pedro Sánchez, defiende que mientras no se reforme la Constitución y se puedan incluir estos nuevos derechos que surgen como consecuencia de la irrupción de Internet en nuestras vidas, el legislador no puede "mirar hacia otro lado" y debe "acotar algunos riesgos" a través de leyes orgánicas.

Y eso es precisamente lo que plantean los socialistas con estas enmiendas a la Ley de Protección de Datos, regular por primera vez la garantía de los derechos digitales para ampliar a Internet la exigencia de derechos y libertades que reconocen la Constitución y los Tratados Internacionales.

ACCESO A INTERNET PARA TODOS

Además del derecho a la desconexión digital de los trabajadores, el PSOE propone también el derecho de acceso universal a Internet, que podría incorporar la existencia de un bono social para los usuarios con menores ingresos.

Se trataría de tomar medidas para ir recortando la brecha digital que se aprecia entre hombres y mujeres, generaciones o en las poblaciones rurales con difícil o con nulo acceso a la Red, explican los socialistas en un comunicado.

Los ciudadanos también deberán tener derecho a una Internet neutra, no discriminatoria y que garantice la seguridad de las comunicaciones. Así como al derecho al olvido, es decir, a la posibilidad de ejercer el derecho a poder borrar los datos personales y toda huella digital que pueda ser perjudicial para un usuario en su ámbito laboral o personal.

La protección de la privacidad es para los ciudadanos del siglo XXI lo que fue la protección del consumidor en el siglo pasado, argumentan los socialistas. Esta protección digital es especialmente relevante en el caso de los datos personales en redes sociales que proporcionan los menores o que se han podido compartir durante la minoría de edad.

Las propuestas socialistas desarrollan especialmente las garantías en el ámbito de la educación, de modo que tanto alumnos como profesores tengan formación y acceso a las herramientas digitales.

PROTECCIÓN DE MENORES

El derecho a la protección de los menores en Internet prevé también la regulación de los derechos de imagen de niños y niñas por parte de los centros educativos o la educación por parte de las madres y padres para que los menores realicen un uso equilibrado de las redes sociales y de Internet , acorde con su edad.

Los socialistas reivindican también el derecho al testamento digital, que se garantizaría de modo que los herederos o familiares de un fallecido puedan cancelar y eliminar sus datos en la Red.

Y plantean proteger la intimidad con los móviles, cámaras de empresa o portátiles, instando a las empresas a acordar con sus trabajadores protocolos para el uso de los dispositivos digitales y móviles que se facilitan a la plantilla de manera que se prohíban, por ejemplo, las grabaciones y cámaras en lugares de descanso como comedores, aseos o vestuarios.