Cientos de personas vuelven a recordar a Germán Rodríguez en Pamplona

Sanfermines 78 Gogoan.
EUROPA PRESS
Publicado 08/07/2015 14:00:37CET

   PAMPLONA, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

   Varios cientos de personas se han reunido este miércoles en el centro de Pamplona para recordar un año más la muerte de Germán Rodríguez por disparos de la Policía en los Sanfermines de 1978, hace 37 años.

   En el homenaje, que ha contado con una ofrenda floral, música y palabras de recuerdo para Germán, ha estado presente el alcalde Pamplona, Joseba Asiron, que ha sido ovacionado por los asistentes.

   El acto ha tenido lugar en la avenida de Roncesvalles, junto al monolito que recuerda a Germán Rodríguez, con una pancarta de la plataforma 'Sanfermines 78 Gogoan'.

   Familiares de Mikel Arregi, Mikel Zabalza y Ángel Berrueta, muertos por disparos de la policía o en circunstancias sin esclarecer, han depositado flores junto al monolito y dos dantzaris han bailado un 'aurresku'. A continuación, el bertsolari Oskar Estanga ha dedicado unos 'bertsos' a Germán Rodríguez.

   Finalmente, Amaia Covas ha leído un manifiesto en el que ha señalado que el 8 de julio de 1978 "toda la ciudad sufrió una agresión de un Gobierno a través de sus fuerzas policiales y sus tribunales de justicia han garantizado la impunidad durante todos estos años". "Nadie ha sido acusado, nadie ha sido juzgado, el daño no se ha reparado, ni siquiera nos han pedido perdón", ha afirmado.

   No obstante, ha señalado que "cada vez vemos más cerca la posibilidad de que se reconozca la verdad de lo que aquí pasó" y ha apuntado que "el cambio político deberá notarse en el avance de estos objetivos". "Porque tenemos memoria queremos justicia. Queremos acabar con la impunidad del franquismo y de los desmanes de la Transición", ha afirmado.

   Ha añadido que el hecho de que el alcalde haya acudido al acto "tiene un gran significado: por primera vez en 37 años el Ayuntamiento de Pamplona visualiza su unión con la movilización popular que reivindica la memoria, la justicia y la reparación por la agresión que como ciudad sufrió en julio de 1978".

   Amaia Covas ha señalado que esto es "importante, pero más importante es la vía que se abre para que todos los ayuntamientos y el Parlamento de Navarra se personen ante los tribunales de justicia en nombre de sus vecinos asesinados, encarcelados, torturados, desaparecidos, represaliados, desde 1936".

   Covas ha defendido que "sólo cuando se consiga el reconocimiento de aquellos sucesos, se juzgue a los culpables, se pida perdón a toda la ciudad y se repare el mal causado, convertiremos este acto reivindicativo en una conmemoración festiva de la victoria del pueblo sobre el olvido y la impunidad".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies