Jon 'Neverdie' Jacobs, de humilde 'gamer' a superestrella y presidente de la Realidad Virtual

 

Jon 'Neverdie' Jacobs, de humilde 'gamer' a superestrella y presidente de la Realidad Virtual

Contador
Jon Jacobs 'Neverdie'
VOTE NEVERDIE 
Actualizado 31/07/2017 17:08:03 CET

   MADRID, 31 Jul. (EDIZIONES/Portaltic) -

Jon Jacobs, más conocido como 'Neverdie', su avatar en el videojuego multijugador masivo Entropia, es lo más parecido a una superestrella del mundo virtual, ejemplo de cómo se puede ganar dinero y fama simplemente jugando a un videojuego. En una entrevista concedida a Portaltic durante el Gamelab 2017, Jacobs ha narrado su historia personal y ha explicado cómo llegó a convertirse en el primer presidente de la Realidad Virtual de la historia.

   La historia de Jon Jacobs no se diferencia en mucho a la de una figura del rock. En 2002 creó su avatar en el videojuego Entropia --similar a Second Life, pero con ambientación futurista--, y en el año 2008, el libro Guinness de los Récords había reconocido su club Neverdie como la primera creación virtual valorada en más de un millón de dólares. Tantos son sus paralelismos que también es cantante y director de cine 'indie' y llegó a colaborar con el mismísimo Michael Jackson.

   La fortuna de Jacobs proviene en su mayor parte de la creación de 'Rocktropia', un mundo abierto dentro del videojuego 'online' masivo Entropia y que se inspira en la música. Allí, ha inventado y distribuido unos 'tokens' propios que sirven como moneda interna y, gracias a la venta de parcelas digitales, ha llegado a recibir hasta una cifra récord de 635.000 dólares por la venta de un asteroide virtual en el año 2010.

EL NACIMIENTO DE UNA ESTRELLA DE LA RV

   No obstante, no fue siempre así de simple para Jacobs. "Cuando jugué a los primeros juegos 'online' multijugador masivos y ganaba oro, era pobre en el mundo real, y deseaba que ese dinero fuera real. En 10 años logré ganarme la vida jugando y desarrollé mi propio mundo", resume.

   El sistema ensamblado por Jacobs, sin embargo, tenía limitaciones: que el mundo virtual no crecería hasta que se creasen empleos. Este problema fue identificado por el propio Jacobs y su estudio, que tuvieron una idea innovadora: pagar a los jugadores por jugar.

   "Con el dinero que había ganado, decidí pagar un porcentaje de él a los jugadores que quisieran jugar durante dos horas al día en una parte muy concreta del juego (cazar inteligencias artificiales, concretamente)", explica. Ese dinero invertido por el estudio procede directamente de sus beneficios pero "consigue que el resto de personas puedan estar jugando continuamente".

LA ECONOMÍA VIRTUAL, UN POTENCIAL DE 17 BILLONES AL AÑO

   A raíz de su éxito en el videojuego Entropia, la economía virtual y sus potencialidades se han convertido en el principal caballo de batalla de Jon Jacobs. Su declaración de intenciones es contundente: "las ventajas económicas que genera la realidad virtual van a ser mayores que las del mundo real".

   Aunque presenta ventajas importantes como que en ella el dinero se mueve más rápido que en el mundo real, el mayor obstáculo para caminar hacia una economía virtual es que por el momento no todo el mundo es virtual e incluso los mundos 'online' están desconectados entre ellos. La propuesta de Jacobs en este sentido es clara: unir todos los mundos virtuales y los videojuegos en un solo mundo.

   Tras las ideas, Jacobs añade los datos. "Si fuera posible conectar todos los videojuegos de rol, hoy en día se lograría unir a 400 millones de personas", expone. "Sumando a todos los jugadores de títulos multijugador masivos y generando dinero real, las estimaciones conservadoras indican que se moverán 17 billones de dólares al año en esa economía", concluye. En términos comparativos, el PIB anual de Estados Unidos, primera economía mundial, fue de apenas 19 billones en 2016.

   Pese a lo millonario de estas estimaciones, no todo es economía y beneficios para Jacobs y su nación virtual. "En el momento en que las personas estén realmente dentro del mundo virtual y haya una moneda virtual, tendremos que luchar por nuestros derechos", advierte un Jacobs que ha compuesto una canción, 'I Am My Avatar' ('Yo soy mi avatar'), que trata precisamente sobre los derechos del avatar.

Previa YoutubeCargando el vídeo....

JON JACOBS: PRESIDENTE DE LA REALIDAD VIRTUAL

   En el año 2015, la popularidad de Jacobs en Entropia le condujo a presentar su candidatura para convertirse en el primer presidente de la Realidad Virtual, en unas elecciones promovidas por él mismo y en las que acabó imponiéndose tras su celebración en 2016. Una de sus primeras medidas fue la creación de la moneda virtual 'Neverdie', de la cual "un 10% de los beneficios de la venta de 'tokens' van a parar al gobierno virtual como financiación", explica.

   Los fondos del gobierno virtual presidido por Jacobs no se emplean solamente de forma interna. "El dinero va a parar a cinco divisiones, de las que una se dedica exclusivamente a ayudar a las personas en el mundo real", argumenta.

   Al tratarse de un gobierno, Jacobs tiene unas políticas que defender ante sus votantes, como un 'bonus' en forma de oro y plata virtual que se concede a quienes invierten en nueva tecnologías, o la publicación de los mundos de forma 'open source'. El objetivo de las medidas es crear trabajos sin menoscabo de una "democracia transparente", en la que "nadie puede tocar el dinero recaudado sin votarse antes", detalla en un discurso con claras reminiscencias políticas.

   A pesar del trabajo en el que está enfrascado y del poder que ostenta actualmente en el mundo virtual, Jacobs se considera de paso en su actual puesto de privilegio. "No creo que la gestión a largo plazo sea mi punto fuerte, por eso mi objetivo es sentar las bases para el próximo presidente", concluye.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies