Nintendo denuncia a dos webs de emuladores por distribuir sus videojuegos y reclama 2 millones de dólares por título

LoveROMs
LOVEROMS
Publicado 23/07/2018 17:03:48CET

   MADRID, 23 Jul. (Portaltic/EP) -

Nintendo ha denunciado a los sitios web de emuladores de videojuegos Love ROMs y LoveRETRO por distribuir copias no autorizadas de videojuegos de la compañía sin su permiso y por la utilización de su marca, reclamando una indemnización superior a los dos millones de dólares (1,7 millones de euros al cambio) por título.

   La demanda, presentada en un tribunal de distrito de Arizona (Estados Unidos) por la división de estadounidense de Nintendo, se dirige contra Jacob Mathias, el propietario de las páginas de emuladores LoveROMs y LoveRETRO, y su compañía Mathias Designs, por violar los derechos de autor y de marca de la compañía japonesa.

   Los emuladores son herramientas que logran reproducir determinados juegos en plataformas distintas para las que fueron creados, por lo que son utilizados por algunos usuarios para disfrutar de títulos de hace décadas que ya no están a la venta.

   Estas dos páginas ofrecen un amplio abanico de videojuegos en formato ROM (memorias de solo lectura) que se emplean a través de emuladores, entre los que se incluyen diversos títulos de Nintendo y sus consolas clásicas como Game Boy, Super Nintendo y Game Cube, así como de otros desarrolladores.

En la denuncia, Nintendo relata que LoveROMs y LoveRETRO se encuentran entre las páginas web con más notoriedad dentro del mundo de los videojuegos pirateados, añadiendo que estos sitios web "reproducen, distribuyen, realizan públicamente y exhiben" una "cantidad asombrosa" de copias no autorizadas de los títulos de la compañía "sin el permiso de Nintendo".

   Del mismo modo, estas páginas distribuyen el 'software' BIOS propietario mientras emplean logotipos y personajes con marca registrada de Nintendo. En este sentido, Nintendo considera que LoveROMs y LoveRETRO realizan estos servicios de manera profesional y obteniendo beneficios a cambio.

   Nintendo detalla en la denuncia que los demandantes no efectúan estas actividades de modo esporádico, sino que emplean procedimientos sofisticados con "amplio conocimiento" de la propiedad intelectual de Nintendo y de otras entidades del sector.

   Como compensación, Nintendo solicita en la denuncia daños estatutarios por cada videojuego pirateado de 150.000 dólares, 128.000 euros al cambio, y hasta 2 millones de dólares, 1,7 millones de euros al cambio, por cada infracción de marca registrada.

   La compañía de origen japonés también ha solicitado una orden judicial permanente en la que se ordena el cese de sus actividades a las webs implicadas, entregándole los dominios a Nintendo, además de pedir que el organizador de las páginas revele las fuentes de las ROM.

   LoveRETRO ha cesado sus servicios y ha agradecido a sus fans el "mecenazgo" hasta la fecha, mientras que LoveROMs ha retirado los títulos de Nintendo de su sitio web.

Contador