Timothy vs the Aliens: el videojuego 'noir' español inspirado por Kojima y Crash Bandicoot

Actualizado 02/02/2018 9:07:47 CET
Miguel Díaz, CEO de Wild Sphere
SONY INTERACTIVE ENTERTAINMENT

   MADRID, 2 Feb. (EDIZIONES/Portaltic) -

   Sony Interactive Entertainment España (SIE España) ha lanzado este miércoles Timothy vs the Aliens, un videojuego de acción y plataformas ambientado en una ciudad 'noir' invadida por alienígenas. De ser inicialmente un juego en 2D sobre un inspector de Hacienda, se ha convertido en el último lanzamiento español para PlayStation 4, como ha explicado Miguel Díaz, CEO del estudio valenciano Wild Sphere, en una entrevista concedida a Portaltic.

   Timothy vs the Aliens está protagonizado por Timothy, un gánster que dirige en la sombra la ciudad ficticia de Little Fish City ambientada en el Estados Unidos de los años 30. "Lo primero que se diseñó del videojuego fue el personaje de Timothy", según ha apuntado Díaz en la entrevista.

   Timothy es un rudo mafioso que combate a los alienígenas antropófagos que llegan a la ciudad que controla para proteger su negocio. Su historia comienza cuando es abducido de niño --algo que supone el nexo entre el género alien y el de gánsters--. Su importancia es tal que según el propio Díaz determinó el diseño del universo de Little Fish City.

DE INSPECTOR DE HACIENDA A GÁNSTER ARMADO

   Tanto el personaje como el resto del videojuego han tenido un largo trayecto desde que la idea de Wild Sphere comenzó a fraguarse. "Al principio, Timothy fue un inspector de Hacienda con un maletín que con el diseño se convirtió en una ametralladora y él en un gánster", relata Díaz.

   El avance del personaje resulta tan importante en Timothy vs the Aliens que de ser inicialmente un título de plataformas en dos dimensiones, el título se ha convertido en un videojuego en tres dimensiones, y, aunque mantiene su esencia de plataformas, incorpora elementos de 'shooter'.

   

   Debido al personaje protagonista, Timothy vs the Aliens adopta una estética 'noir' caracterizada por el uso del blanco y negro, en el que el único toque de color corresponde a los propios alienígenas, de llamativos tonos verdes y rojos. "La elección del blanco y negro se tomó desde el principio, porque siempre imaginamos a Timothy en blanco y negro. El color decidimos añadirlo para que el juego no se hiciese monótono", reconoce Díaz.

KOJIMA Y CRASH BANDICOOT, PRINCIPALES INSPIRACIONES

   A la hora de reconocer otros videojuegos que han servido como referente a Timothy vs the Aliens, Miguel Díaz resalta especialmente la influencia de los títulos de Hideo Kojima, autor de la franquicia Metal Gear, que se refleja en el uso de la estética 'noir' "para hacer algo más serio".

   Además, el título de Wild Sphere tiene como referente otros videojuegos especialmente icónicos, como la saga de plataformas Crash Bandicoot y Resident Evil 2, incluyendo zonas con diferentes mecánicas en las que no hay enemigos y en las que hay que buscar objetos en modo plataforma.

   En otros aspectos como en su mecánica, Timothy vs the Aliens también toma inspiración de otros videojuegos como el reciente Super Mario Odyssey. Del título de Nintendo Switch, Wild Sphere ha mantenido el uso de momentos de acción, pero con el paso a zonas de puzles y de plataformas, detalla Díaz.

LANZAMIENTO EXCLUSIVO EN PS4

   Timothy vs the Aliens se ha lanzado de forma exclusiva para PS4, a través de Steam y PlayStation Store, como parte del programa de Sony PlayStation Talents. El videojuego ha llegado de forma simultánea a 41 países de Europa y otras zonas, tiene planes para extenderse a otros como Estados Unidos y Japón, y se dirige a un público a partir de 12 años.

   A Miguel Díaz e Irene Guardiola, únicos desarrolladores de Wild Sphere, se les unieron en forma de colaboración más diseñadores para ayudar a crear el mundo abierto del videojuego. El estudio valenciano incluso desarrolla dos nuevos videojuegos que pretenden convertir a Timothy en el protagonista de una saga.

   En un panorama como el español, en el que las ayudas públicas para el videojuego son escasas, Díaz protesta ante la falta de atención del sector público y de la inversión privada. "La inversión extranjera no se atreve a invertir y la gente de la industria no tiene capacidad para ello", comenta Díaz.

   Con entre cuatro y diez horas de tiempo de juego, Timothy vs the Aliens es un juego breve que cuenta como mayor ventaja el uso de "mecánicas variadas", según resalta Díaz, entre ellas tanto las plataformas como el 'shooter'. Ejemplos como este acercan al sector nacional al objetivo que el propio Díaz marca: demostrar que también hay calidad en España.