El CSIC propone fomentar la actividad resinera de los pinares para evitar incendios y despoblación rural

Resina
MNCN-CSIC
Publicado 05/09/2018 14:09:12CET

   MADRID, 5 Sep. (EUROPA PRESS) -

   La actividad resinera contribuye a reducir el riesgo de incendios forestales al tiempo que ayuda a retener población y mantener el hábitat que refugia a especies especialmente vulnerables y reduce también los efectos del cambio climático, según un estudio liderado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, que añade que además fomentar esta industria tiene un menor coste económico que el abandono rural.

   La investigación, publicada en Science of the total environment, analiza los servicios asociados a los pinares más allá del valor económico de los mismos. En el estudio participa el Museo Nacional de Ciencias Naturales del CSIC en colaboración con el Instituto Universitario de Gestión Forestal Sostenible (iuFOR) de la Universidad de Valladolid, el INIA y las Universidades de Zaragoza y Complutense de Madrid.

   Además, el trabajo asegura que "sería muy beneficioso tanto social como medioambientalmente apostar por mantener esta labor", ya que la resina que se obtiene en Europa procede de bosques seminaturales con manejo sostenible. El 90 por ciento de estos bosques en España es de gestión pública.

   Precisamente, estas áreas de pinares se han conservado miles de años gracias a la gestión de los municipios que tradicionalmente los han aprovechado para obtener madera, leña, resina, piñones o setas así como para el pastoreo o la caza.

   El investigador del MNCN Andrés Bravo ha destacado que más allá del perjuicio económico, el abandono de esta actividad forestal pondría en peligro estos ecosistemas de alto valor cultural, con la consiguiente pérdida de bienestar. "De ahí la importancia de mantenerla", ha insistido.

   Precisamente, añade que la mayor amenaza de estos bosques son los incendios forestales y en el verano, los resineros están en la primera línea de lucha contra el fuego porque además de detectarlos inmediatamente, podan las ramas más débiles y secas de los árboles, eliminan los restos vegetales, que arden muy fácilmente y protegen la vegetación.

   Durante el verano, los resineros se convierten en la primera línea de la lucha contra los incendios ya que, además de detectarlos inmediatamente, podan las ramas más débiles y secas de los árboles, eliminan los restos vegetales, que arden muy fácilmente, y protegen la vegetación que rodea los árboles.

   El estudio señala que cuando la falta de rentabilidad obliga a los trabajadores a abandonar la tierra, aumenta exponencialmente la amenaza de los incendios y subraya que este oficio ayuda a retener la población rural al ofrecer alternativas económicas para subsistir.

   "Los datos recabados confirman que la sociedad conoce estos beneficios asociados al sector de la obtención de resina. Estos pinares, que están rodeados por zonas agrícolas, también proporcionan hábitats que dan refugio a especies singulares y especialmente sensibles asociadas a la existencia de estos pinares", ha agregado Bravo.

   De este modo, la investigación recomienda asignar fondos públicos para hacer viable esta actividad económica importante para la biodiversidad en el sur de Europa, bien con pagos a los trabajadores, a las compañías locales o a los municipios que harían las contrataciones, ya que los recortes presupuestarios de las últimas décadas para estas áreas han empeorado los efectos del cambio climático en estas áreas así como ha aumentado el riego de despoblación.

   "Los datos obtenidos animan a la administración a tomar decisiones encaminadas a crear pagos por los servicios ecosistémicos", explica Bravo que estima que estas medidas de financiación estarían "totalmente legitimadas" ya que contribuyen a la rentabilidad resinera sin afectar de forma negativa a la biodiversidad de los pinares.

   "El coste para la sociedad es, sin duda, menor que lo que supone abandonar la tierra", concluye.

   La financiación de esos servicios se podría hacer de manera directa con pagos a los trabajadores, a las compañías locales o a los municipios que harían las contrataciones.

   Además los resineros demandan la creación de planes de empleo para los meses fuera de temporada que podría atraer a demandantes de empleo.

   "Es muy importante vigilar este tipo de ayudas para evitar posibles efectos no deseados como que los únicos beneficiarios terminen siendo los intermediarios, provocar la reducción del precio de la resina en el mercado o una merma de la eficiencia de la actividad", concluye Bravo.

Contador