Juanjo Oliva sube a la pasarela MBFWMadrid la primera colección realizada con tejido de plástico reciclado

Juanjo Oliva revisa su colección de la MBFWMadrid antes de su exhibición
ECOEMBES
Publicado 10/07/2018 18:40:54CET

   Prendas unisex, excepto vestidos de noche, en color azul marino y negro para "denunciar" el actual panorama de la contaminación ambiental

   MADRID, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El diseñador Juanjo Oliva ha subido por primera vez a la pasarela Mercedes-Benz Fashion Week Madrid (MBFWMadrid) una colección diseñada a partir de materiales reciclados, principalmente botellas de plástico (PET), en el marco de una iniciativa de IFEMA con Ecoembes para demostrar que la moda sostenible cabe en una pasarela.

   El modisto fue seleccionado por el Comité de Sostenibilidad de la organización de la MBFWMadrid junto con Ecoembes con el fin de discutir propuestas para llevar la economía circular a la moda, ya que la industria textil es una de las más contaminantes del planeta.

   Oliva asegura que el Comité no tardó nada de tiempo en convencerle porque a consecuencia de sus inquietudes personales el medio ambiente está en sus "márgenes de actuación". En una entrevista con Europa Press, el modisto ha explicado que las prendas de esta colección se han realizado en azul marino y negro, porque considera que estos colores son los que reflejan la actualidad de la contaminación, sobre todo en el océano, y confía en que podrá ser un "granito de arena" para la concienciación ambiental de la sociedad en su papel de consumidores de moda.

   Además, ha reconocido que una de las primeras preocupaciones cuando aceptó el reto fue precisamente el tejido reciclado porque pensó que tendría una menor variedad de posibilidades. Si bien, rápidamente consideró que en el mercado de los tejidos no reciclados hay en la actualidad unas posibilidades limitadas y reducidas debido a la susceptibilidad del consumidor al precio. Esto le llevó a pensar que si de hecho no existe gran variación, por qué no hacerlo con tejidos que fomentan el reciclaje y que son igualmente competitivos.

   Para Oliva, el retorno de sensaciones que le produce trabajar con un tejido que está dentro de la economía circular, que facilita y permite el reciclaje y la limpieza de la naturaleza, de playas y mares de botellas y residuos, le da a su trabajo "un contenido ético muy profundo".

   Asimismo, ha confesado que el reto de la dificultad inicial del tejido le ha sacado de su zona de comodidad para encontrarse finalmente más cómodo aún tras darse cuenta de que "técnicamente no tiene limitaciones".

   El diseñador, que se ha subido a la pasarela 'Cibeles' en 28 ocasiones y catorce años, ha presentado una colección atemporal, porque asegura que con el cambio climático el invierno ya no lo es y el verano tampoco, lo que le lleva a plantearse la posibilidad de hacer un armario en el que se puedan combinar prendas de colecciones anteriores.

   En esta ocasión, las prendas no tienen género, excepto en los vestidos de noche y ha precisado que los colores fundamentales de esta colección son el negro y el azul marino para "no disfrazar el mensaje y dar todo el protagonismo a la realidad de que el fondo del mar es muy oscuro con la contaminación".

   "Estoy en un momento en el que transito de la costura y del taller y de la sastrería a lo que la gente necesita, que es ropa para todos los días, desde momentos especiales a poder proveer de moda para el día a día y con responsabilidad en el consumo", ha manifestado.

   Respecto al panorama actual del mundo de la moda, ve que la situación es "atroz" debido al exceso de consumo intensivo de ropa por lo que cree que con este tipo de colecciones se puede hacer reflexionar al consumidor para hacerle ver que no se sentirá mejor por consumir más sino por consumir mejor.

UN PUNTO DE NO RETORNO

   En definitiva, cree que esta colección es "un punto de no retorno" y ha anunciado que este tipo de tejidos estará en sus colecciones futuras. "Ya no se puede consumir sin tener presente dónde y cómo se fabrica un producto, y mucho menos uno de moda. El consumidor debe ser más responsable y no comprar sin criterio. El interés se observa en función de aquello en lo que el consumidor gasta", ha manifestado.

   Sin embargo, Oliva agradece que su actual clientela es exigente y valora la calidad, pero lamenta que esta exigencia en ocasiones comienza en un nivel de precios alto y considera que eso no debería ser así. "Nadie se plantea comer algún producto de mala calidad porque sea barato", ha reflexionado, al tiempo que apela a la responsabilidad social de los proveedores.

   Finalmente confía en que con su nueva colección pueda influir en sus compañeros tras observar que se puede hacer un 90 por ciento de prendas con tejido reciclado. "No se va a observar ninguna diferencia entre mis tejido y el de los demás diseñadores", ha comentado.

   Por su parte, la directora de Comunicación de Ecoembes, Nieves Rey, ha subrayado que esta es la primera colección de materiales reciclados que sube a una pasarela de moda y recuerda que la iniciativa comenzó "casi por casualidad" y tras considerar que era una "buena excusa" para enseñar a la sociedad que la botella de agua que consume a diario puede convertirse en moda de pasarela.

   "Hay que salir de la idea de que los productos reciclados son peores y demostrar que se puede subir a lo más alto", ha manifestado a Europa Press.

   Por eso, valora la colección de Juanjo Oliva en la pasarela madrileña con tejidos de igual calidad que otros pero "con un mensaje mucho más potente". "Los residuos pueden ser alta costura y llegar a cualquier alfombra roja", ha advertido.

   Rey cree que la colección realizada con un 80 por ciento de botellas recicladas es "redonda y circular en todos los sentidos", con un mensaje que empodera el reciclaje, versátil y que es real y está al alcance de la mano ya que esta moda con criterios ambientales se podrá comprar a partir del mes de septiembre".

   "La industria de la moda es de las más contaminantes del planeta y un paso así es cada vez más el camino. Este es el mensaje y el ciudadano cada vez está más preparado para adquirir ropa con un mensaje, con tejidos que no solo permiten sentirse guapo por fuera sino sentirse mejor por dentro", ha concluido.

   Las primeras iniciativas de moda sostenible emprendidas por Ecoembes en los últimos años fueron desarrolladas por Moisés Nieto y María Clé Leal. En esta ocasión, la directora de comunicación de Ecoembes ha señalado que eligieron a Juanjo Oliva porque veían en él un giro hacia un mensaje ambiental y elogia del diseñador que no dudó un momento el reto y en seguida se puso en marcha.

Contador