El arzobispo Carlos Osoro: "Es imposible entender los pontificados de Juan Pablo II y Francisco sin Benedicto XVI"

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

El arzobispo Carlos Osoro: "Es imposible entender los pontificados de Juan Pablo II y Francisco sin Benedicto XVI"

Publicado 07/11/2016 20:57:33CET

MADRID, 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

El cardenal arzobispo de Madrid y vicepresidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), monseñor Carlos Osoro, ha indicado que es "imposible" comprender el papado de Juan Pablo II ni el de Francisco sin el ahora Papa emérito Benedicto XVI.

"Es imposible entender el pontificado de Juan Pablo II y tampoco el del Papa Fancisco sin contar con Benedicto XVI", ha defendido Osoro este lunes 7 de noviembre durante la presentación del libro 'Benedicto XVI. Últimas conversaciones con Peter Seewald' (Mensajero), que ha tenido lugar en el Arzobispado de Madrid y ha sido presentado por el Grupo de Comunicación Loyola.

En este sentido, ha destacado la "humildad" de Benedicto XVI, que reconoce en este libro-entrevista que él no pudo acometer grandes asuntos organizativos ni reformas prácticas como ahora está haciendo su sucesor porque ese no era su "punto fuerte". También ha subrayado la ayuda que prestó a Juan Pablo II.

Asimismo, ha puesto de relieve una de las respuestas de Benedicto XVI a Seewald cuando dice que no es cierto que únicamente se haya dedicado a escribir o a enseñar y asegura que él ha querido también "ser pastor".

En el acto, ha intervenido el sacerdote y periodista Antonio Pelayo que ha puesto de relieve la "extraordinaria libertad" con la que habla Benedicto XVI de sí mismo y de su sucesor y ha destacado algunas revelaciones que hace el Papa emérito en el libro como que recientemente ha firmado su último testamento o que su decisión de dimitir no se debió a un chantaje ni al caso Vatileaks.

Pelayo ha apuntado que quizá entre los dos Papas "gigantes" entre los que ha desarrollado su pontificado pueda parecer que Ratzinger se ha "empequeñecido" pero, por el contrario, ha defendido que no es así porque, a su juicio, ha contribuido a los papados de Juan Pablo II y Fancisco.

Por su parte, el director del Grupo de Comunicación Loyola, Ramón Alfonso Díez, ha destacado que este libro muestra a un Ratzinger "más amable y delicado que el estereotipo" que existe y a un hombre y pastor que hace autocrítica. "Confiesa que el gobierno práctico no es lo suyo, reconoce limitaciones para estar suficientemente con las personas", ha indicado Díez.

A través de distintas entrevistas celebradas antes y después de su renuncia, en el libro 'Benedicto XVI. Últimas conversaciones', el Papa emérito hace un balance de su pontificado, el primero en la historia del cristianismo que un Papa dedica a su pasado sin eludir los asuntos espinosos.

Habla explícitamente de su renuncia y cómo la falta de fuerzas motivó su decisión: "Todos los días veo que fue la decisión correcta", afirma. Sus respuestas descubren al hombre Joseph Ratzinger y al pastor Benedicto XVI y desde ambos habla de diversas cuestiones: de su sucesor, el Papa Francisco; de asuntos polémicos de su papado, como el caso Vatileaks, y de decisiones y reformas difíciles.

Este libro llega a España traducido por José Manuel Lozano-Gotor para la editorial Mensajero. En el prólogo, el autor deja claro su deseo de contribuir a eliminar prejuicios de quien tomó el relevo de Juan Pablo II como el cardenal de hierro cuando tenía 78 años. Entonces asumió la dirección de una Iglesia integrada por 1.200 millones de fieles con el convencimiento de que su auténtico problema no radicaba en la disminución del número de miembros, sino en la pérdida de la fe.

Para Peter Seewald este libro posee el valor de ahondar en la humanidad desconocida de su protagonista, la primera persona a la que se le otorga el título de Papa emérito, y que ahora vive dedicado a la oración.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies