El Tercer Sector se une para reclamar una reforma de la Ley de Participación Social y Mecenazgo

 

El Tercer Sector se une para reclamar una reforma de la Ley de Participación Social y Mecenazgo

Actualizado 04/06/2013 13:37:34 CET

MADRID, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

Distintas organizaciones del Tercer Sector han afirmado que es "necesario" abordar una reforma de la Ley de Participación Social y Mecenazgo en el contexto de crisis actual, que está teniendo un importante impacto en la sociedad con "un notable incremento de las necesidades sociales y una reducción significativa de recursos públicos".

En este sentido, las organizaciones del Tercer Sector dicen estar "obligadas a hacer frente, de forma eficaz e inmediata, a las nuevas demandas de los ciudadanos" y, por lo tanto, "sentar al mismo tiempo las bases para atender las necesidades futuras en una coyuntura diferente a la de los últimos años".

En un comunicado, apelan a las Administraciones Públicas con el fin de que mantengan la atención a los fines de interés general y, en particular, los fines sociales, como una prioridad, a la que deben seguir destinando recursos públicos. También reclaman que se impulse la financiación privada como una forma de fomentar la cohesión social, logrando una mayor participación en actividades de interés general.

"El incremento de las deducciones por las donaciones privadas no sólo posibilita la financiación de las actividades de interés general, sino que genera mayor renta disponible para familias y empresas, susceptible, a su vez, de generar mayor actividad económica", han apostillado.

Asimismo, han señalado que el coste recaudatorio de los incentivos al mecenazgo se ve compensado con efectos positivos sobre el crecimiento y la producción y el empleo. Además, insisten en que una mayor producción y empleo generan al mismo tiempo una mayor recaudación de impuestos directos e indirectos y de contribuciones sociales.

En definitiva, las distintas organizaciones piden una elevación de los porcentajes de deducción en el IRPF y en el Impuesto sobre Sociedades por las donaciones y aportaciones a entidades beneficiarias del mecenazgo que realicen particulares y empresas y la deducción en la cuota del IRPF del 100% de los donativos que no superen ciertas cuantías.

De la misma forma, reclaman una regulación adecuada desde el punto de vista fiscal de las donaciones en especie, particularmente de las donaciones de servicios, otorgándoles un adecuado beneficio fiscal; la equiparación de los incentivos fiscales previstos para los convenios de colaboración empresarial en actividades de interés general, a los de las donaciones puras y simples; y la participación del sector de las entidades beneficiarias del mecenazgo en la definición anual de las actividades prioritarias.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies