Publicado 04/06/2020 14:24CET

La Diputación de Almería entrega al Obispado 400.000 euros para ayudar a afectados del covid-19 y restaurar templos

El presidente de la Diputación de Almería junto al obispo de Almería
El presidente de la Diputación de Almería junto al obispo de Almería - DIPUTACIÓN DE ALMERÍA

ALMERÍA, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Diputación Provincial de Almería, Javier Aureliano García, y el obispo de Almería, Adolfo González Montes, han firmado este jueves dos convenios de colaboración por los que, por un lado, la institución provincial ha entregado 100.000 euros del programa 'Contigo' a Cáritas Diocesana para ayudar a las familias afectadas por la crisis del coronavirus; y por otro lado, participa con 300.000 euros en el programa para la rehabilitación de templos, con actuaciones en nueve monumentos de seis municipios.

En una rueda de prensa presencial y telemática, el presidente de la Diputación ha destacado el "prestigio intachable" y la "trayectoria admirable" de organizaciones como Cáritas a la hora de "igualar oportunidades" con su labor, con la que "dignifica" las ayudas a servicios básicos para las personas y familias que lo necesitan.

García ha incidido en que a través del programa 'Contigo', dotado con 4.175.000 euros e incluido en el Plan Almería, también se ha hecho entrega de otras aportaciones a ONG como Cruz Roja o el Banco de Alimentos para así "trabajar para las personas que lo necesitan" y "acortar la situación de desventaja" en la que se encuentran los más vulnerables ante la pandemia.

El obispo ha agradecido este tipo de ayudas, que contribuyen a mantener los programas. "En este momento los presupuestos de Cáritas están más o menos en torno al millón de euros, y por tanto, son limitadas las posibilidades que tenemos", ha explicado el prelado, quien ha recordado que a través de esta iniciativa se prestan ayudas "inmediatas" de necesidad.

No obstante, ha apuntado que la situación de paro en el país "no solo ha venido con la pandemia, que ha acrecentado las cifras", sino que es "concomitante con el sistema socioeconómico" actual. "No es lo ideal aspirar a tener un país subvencionado, sino un país en producción capaz de generar bienes y de tener una distribución de los mismos satisfactoria para la sociedad", ha reflexionado.

La crisis ha ampliado el perfil de los usuarios de Cáritas, según ha reconocido el obispo. "Se ayuda al musulmán igual que al que no tiene ningún tipo de práctica religioso o quien es disidente de la Iglesia Católica y está reñido con ella, a todos se les ayuda en la medida que podemos hacerlo", ha apuntado antes de asegurar que cada vez son menos los "pobres vergonzantes" que acuden a estas organizaciones afectados por la situación "estructural" por los sistemas de producción.

"Una familia que ha hecho un ERTE pero que no le han pagado, ¿qué hacemos? Si vienen a Cáritas las puertas las tienen abiertas y, mientras haya, participan como los demás. Por tanto, ahí estamos con el servicio que podemos dar más allá de todo prejuicio político", ha explicado el obispo, quien cree que el anticlericalismo tiene "mucha hondura" en el país.

Asimismo, ha llamado la atención de que los voluntarios de Cáritas, muchos de ellos "pensionistas", son "cada vez más mayores" y los jóvenes "se comprometen muy poco y no dan nada a nadie". "¿Con qué deberes se comprometen? Es un problema a revisar dentro del sistema educativo", ha reflexionado.

Los objetivos de la ayuda prestada por la Diputación son ayudar a familias en situación de desventaja socioeconómica en la adquisición de productos básicos, potenciar el autocuidado y la estabilidad personal, desarrollar la adquisición de actitudes, hábitos y conocimiento educativos y formativos, acceder a la compra de productos farmacológicos necesarios para la promoción y cuidado de las familias y proporcionar los recursos necesarios y adecuados para que puedan afrontar la actual situación generada por el covid-19.

PATRIMONIO HISTÓRICO

Por otro lado, el presidente de Diputación y el obispo han suscrito el convenio de colaboración por el que se invertirán 400.000 euros en total en la restauración de nueve parroquias y templos ubicados en seis municipios de la provincia, de los que 100.000 serán aportados por la Diócesis y se destinarán a obras en la Catedral de Almería.

En concreto, se destinará 90.000 euros para la reforma de la iglesia de Santiago Apóstol en Terque, 50.000 euros para el Archivo Casa Canonical, otros 50.000 euros para el Santuario de Tices en Ohanes, 40.000 euros para la construcción de la parroquia Santísima Sangre en Roquetas de Mar, 20.000 euros para cada una de las parroquias de Santa María de Jesús de Huécija y de San Isidro en Níjar, y 15.000 euros para cada uno de los templos de San Pedro en la capital y el Santuario de la Virgen del Mar.

"Sin la ayuda de la Diputación y nuestros colaboradores sería muy problemático, esta es la verdad", ha indicado el obispo en relación a la restauración de los templos, especialmente la Catedral de Almería que "no está incluido en la casilla de la declaración de la renta", según ha especificado.

En relación al templo, el obispo ha recordado que hay prevista una inversión para la reforma de la torre-campanario a través del 1,5% Cultural, del Ministerio de Fomento. "Nosotros tenemos una gran ilusión en la rehabilitación de la torre porque tiene una fábrica espléndida que desde fuera no se ve. Tendrá un destino cultural y vamos a ver si conseguimos también una buena sala de exposiciones y si es posible incluso el ascenso turístico hasta la parte alta, a las campanas, para contemplar la ciudad y el litoral desde allí arriba", ha detallado.

Del mismo modo, ha agradecido las aportaciones de la Diputación con las que se actuará sobre la Casa Canonical, que a su vez es el archivo catedralicio, el cual tiene "unas necesidades reales y se encuentra en estado más primitivo y artesanal".

La colaboración entre ambas instituciones comenzó en 2012 y ha permitido que cada año sea mayor la inversión y los monumentos que se han mejorado. "Desde que pusimos en marcha esta iniciativa conjunta hemos logrado mejorar los principales monumentos de nuestros pueblos e impulsar la actividad turística", han explicado.

El convenio genera nuevas oportunidades, fomenta el turismo y aborda un asunto crucial como es la lucha contra la despoblación a través de la puesta en valor del patrimonio artístico y monumental de la provincial. García ha recordado que entre 2019 y 2020 suman más de 30 actuaciones y una inversión de 830.000 euros.

En el primer acto institucional que se celebra en el Palacio Provincial de forma presencial desde que comenzó la crisis sanitaria del covid-19 han participado también el vicario general, Miguel Romera, la vicepresidenta, Ángeles Martínez, el diputado de Presidencia, Fernando Giménez, y el director de Cáritas, Luis Flores.