19 de febrero de 2020
 

Salvemos Mojácar exige el derribo del hotel de El Algarrobico ante su "irrecurrible y manifiesta ilegalidad"

Actualizado 27/03/2012 17:13:00 CET

Pedirán el archivo de procedimientos similares con la última sentencia del Tribunal Supremo

ALMERÍA, 27 Mar. (EUROPA PRESS) -

La asociación conservacionista Salvemos Mojácar y el Levante almeriense ha exigido este martes al Ayuntamiento de Carboneras (Almería) que proceda lo antes posible a derribar el hotel de El Algarrobico, promovido por Azata, tras el pronunciamiento del Tribunal Supremo (TS) por el que se confirma que el establecimiento viola la Ley de Costas e invade de manera parcial la zona de servidumbre del dominio marítimo-terrestre, lo que conlleva su "irrecurrible y manifiesta ilegalidad".

En declaraciones a Europa Press, el portavoz de la organización ecologista, Jaime del Val, ha instado a la demolición de la parte del hotel que ocupa la zona de servidumbre, esto es, la mitad del inmueble de una veintena de plantas y 411 habitaciones que penetra en el área protegida después de que la Audiencia Nacional considerara conforme a derecho la orden ministerial que, en 2005, amplió a 100 metros la zona de servidumbre en el tramo del litoral donde se asienta el edificio.

Ante esto, Del Val ha expresado la "satisfacción" del grupo ecologista por este nuevo pronunciamiento judicial que desestima el recurso de casación del Ayuntamiento de Carboneras, al que ha instado a "acatar la ley" ya que este pronunciamiento es "firme" por lo que "ya no hay argumentos que valgan para dilatar" la presencia de este inmueble en la playa del Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar (Almería).

Igualmente, desde Salvemos Mojácar, organización que ha impulsado en torno a media docena de procedimientos judicial a favor de restituir la situación previa a las obras en la playa, se ha afirmado que la sentencia se reenviará a los juzgados para dar cuenta de la decisión adoptada por el TS ante procedimientos de similar naturaleza en relación a la zona de servidumbre.

Concretamente, se trata de dos recursos de casación más elevados ante el Alto Tribunal tras las resoluciones de la Audiencia Nacional por parte de la constructora Azata del Sol y su matriz, Azata; con el fin de que se determine el archivo de estas causas ya juzgadas, según entiende la organización conservacionista.

Entienden también que la sentencia podría "agilizar" el resto de procesos judiciales en marcha, como el recurso pendiente ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) sobre la situación de legalidad de la licencia de obras que el Ayuntamiento concedió a la promotora del hotel y cuya resolución se espera "en breve" por parte de Salvemos Mojácar. En cualquier caso, ha advertido que la "ilegalidad" de la mitad del hotel podría redundar en todo el inmueble, con lo que, a su parecer, no tendrían cabida la expropiación del resto del edificio, sino que la demolición sería íntegra.

Así las cosas, la organización, que también se ha mostrado satisfecha por que la sentencia condena al Ayuntamiento al pago de unas costas de 5.000 euros, ha pedido que se ejecute la demolición del hotel y que ésta sea financiada por la empresa promotora así como por "las personas del Ayuntamiento y la Junta de Andalucía que dieron luz verde a este proyecto", pero no por las administraciones públicas.

En esta línea, ha solicitado nuevamente a las administraciones pública que "retiren" los recursos judiciales planteados a distintas instancias a favor del hotel. "Están haciendo lo imposible para legalizar el hotel y esta parte --la que invade la zona de servidumbre del dominio marítimo-terrestre-- ya es ilegal, así que, que dejen de engañar a la opinión pública", ha exigido.