Publicado 16/09/2016 17:52CET

Alcalde de Barbate exige el acta a las dos ediles tras su dimisión

BARBATE (CÁDIZ), 16 Sep. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Barbate (Cádiz), Miguel Molina (PA), ha atribuido a una "maniobra política de un partido de calado nacional" la dimisión de dos ediles del gobierno municipal, a las que ha exigido que entreguen el acta "por ética, moral y decencia", al tiempo que ha advertido de que no va a ceder ante "coacciones o amenazas de nadie" para intentar "forzar o imponer" ningún pacto.

En una entrevista concedida a la Cadena Ser, recogida por Europa Press, el alcalde ha manifestado que "intuían" que esta "maniobra orquestada" se venía fraguando desde hace tiempo, ya que en el gobierno local siempre han pretendido "hacer piña" y no han conseguido que "se integrasen" las ediles María José Corrales y Estela Ortigosa, encargadas de las áreas de Urbanismo y Medio Ambiente, entre otras responsabilidades.

Ha asegurado que los seis ediles que quedan en el gobierno municipal están "muy cohesionados" y van a seguir trabajando para sacar el pueblo de Barbate adelante. Así, ha lanzado un mensaje de "tranquilidad y serenidad" a la ciudadanía, a la que ha garantizado que "personal cualificado" se hará cargo de las responsabilidades que ostentaban las dos ediles y "va a costar menos que el sueldo de ellas".

De momento, el propio alcalde asumirá la responsabilidad de estas áreas hasta que se lleve a cabo una reestructuración del equipo de gobierno "en breve".

Molina ha considerado "una falta de respeto" la dimisión de las dos ediles "sin pasar por la asamblea, ni consultar con la militancia, los órganos del partido y a los ciudadanos". Además, ha insistido en que "tienen que entregar el acta de concejal", recordándoles que "firmaron un código ético" y que "no son dueñas del acta".

Se ha preguntado qué finalidad tiene conservar el acta, ya que "si no han sabido trabajar desde dentro cómo van a hacerlo desde fuera" del gobierno municipal.

A juicio del alcalde, las "trabas" y falta de medios que han alegado es una "excusa", ya que "faltan técnicos en todos los departamentos" y "todos los concejales" se han enfrentado "a las mismas trabas", pero "ninguno ha tirado la toalla".

"INTERVENCIONES"

Preguntado sobre si, como afirman las dos ediles, hubo intromisiones de otros miembros del equipo de gobierno en sus áreas, el alcalde ha manifestado como ejemplo que, "si no llegamos a intervenir no se hubiese celebrado el Festival Cabo de Plata".

Al respecto, ha explicado que la edil responsable no quería firmar y él tuvo que hacer "una revocación de firmas" y asumió la responsabilidad para que saliera adelante el evento, al entender que "el interés general estaba antes".

También ha responsabilizado a las ediles de "espantar" a inversores y "retrasar gran parte de los proyectos y los trabajos, motivo porque otros concejales han tenido que "intervenir" en algún momento. Por otra parte, el alcalde ha negado que se haya "obligado" a firmar nada a ninguna de ellas.

Sí ha reconocido el regidor barbateño que ha echado del despacho a las dos concejales cuando este viernes mantenían una reunión con el personal, ya que tras su renuncia "no tienen por qué estar en el despacho" y, como alcalde, tiene que "velar porque todos los documentos y lo que hay en los despachos tenga la mayor garantía y seguridad". En su opinión, si quieren despedirse del personal pueden "hacerlo a la hora de la salida".

PACTOS

Según Molina, las ediles han pedido incluso "por escrito" que "tenemos que pactar". Esto, unido a que conservan su acta y se integran en el Grupo Mixto, le convence de que todo obedece a una "maniobra política de un partido de calado nacional" que, "desde el minuto uno" ha estado intentando "comprar o influir" en las concejales para "ganar en los despachos lo que no ganó en las urnas".

Ha dicho que si ahora desde el Grupo Mixto se dedican a "bloquear" la gestión del gobierno municipal "tendrán que dar cuenta a los barbateños".

Preguntado sobre si se está planteando pactar con algún partido para garantizar la estabilidad del gobierno local, ha dicho que ahora no están planteando "ningún tipo de pacto", ya que hasta ahora han venido funcionando con la mayoría simple.

En todo caso, esa posibilidad "se verá con el tiempo" y siempre tras "consultar primero a los simpatizantes, militantes, al partido y a la ciudadanía si quieren o no", ha añadido.

Finalmente, ha insistido en que ahora su objetivo es seguir trabajando por el municipio, señalando como prioridades en este mandato el desarrollo hotelero y de las infraestructuras.