El Ayuntamiento de Cádiz finaliza la campaña de restauración de guardacantones

Publicado 30/11/2019 15:29:40CET
Guardacantón de Cádiz
Guardacantón de Cádiz - EUROPA PRESS - Archivo

CÁDIZ, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Delegación Municipal de Patrimonio Histórico del Ayuntamiento de Cádiz ha finalizado la campaña de conservación de guardacantones que inició en abril y que ha permitido actuar sobre más de 300 cañones y esquinales.

En un comunicado, el Consistorio concreta que la ciudad posee un total de 325 guardacantones que están situados en las esquinas de múltiples vías urbanas del casco antiguo. De ellos, se ha podido actuar sobre un total de 302 cañones y esquinales, a los que se les ha sometido a un proceso de restauración.

En primer lugar, se ha realizado un tratamiento de choque en los cañones y placas de fundición de los guardacantones, aplicando un tratamiento a las zonas que presentaban óxido mediante un líquido a base de ácido tánico al 5% que ha permitido que convierta el oxido en una patina negra para que no continúe la oxidación.

En segundo lugar, una vez seco lo anterior, se ha aplicado una pintura de poliuretano de dos componentes de color negro mate. La pintura con la que se ha tratado los guardacantones crea una película que resiste mejor los golpes y arañazos al mismo tiempo que aísla el material de fundición de hierro del oxigeno del aire o agua.

De todo el conjunto restaurado hay un total de 23 piezas históricas que no han podido ser intervenidas desde la Delegación Municipal de Patrimonio Histórico. Se trata de piezas como las situadas en calles como Teniente Andújar esquina calle Servando, Santiago esquina Villalobos, Hospital de Mujeres esquina Torre, Fernán Caballero esquina Adolfo de Castro o Merced esquina Suárez de Salazar, entre otras, que precisan de una restauración más detallada por el elevado grado de deterioro que tienen las piezas y sobre las que se intervendrán de manera paulatina.

La ciudad de Cádiz posee una gran concentración de guardacantones en sus calles. Estos guardacantones están formados por antiguos cañones, algunos de ellos disparados y otros no, y por esquinales de fundición de hierro. Ambos son piezas de indudable valor histórico que permanecen en nuestras calles y que requieren de una atención de conservación y salvaguarda por parte del Ayuntamiento de Cádiz. Los cañones pertenecen a los siglos XVI, XVII y XVIII como piezas de artillería reutilizadas y los esquinales pertenecen a la segunda mitad del siglo XIX y comienzos del siglo XX.

Según el autor Antonio Ramos en su libro 'Guardacantones de Cádiz: cañones y esquinales', con el traslado de la Casa de la Contratación a Cádiz en el año 1717 la ciudad creció no sólo a nivel de población, sino que el volumen de movimiento de mercancías también se multiplicó considerablemente.

Este tráfico de mercancías que se realizaba a lomos de caballería, carros, carretas, harían mella en las esquinas de las calles gaditanas. Una forma barata y al alcance de la población para protegerlas fue la utilización de cañones inservibles en los siglos XVI, XVII y XVIII. Más tardíamente, ya en el siglo XIX, aparecen los esquinales de fundición como otra forma de protección de las esquinas. La ciudad de Cádiz posee la mayor concentración en España de estos elementos en su espacio urbano.

Por último, el Ayuntamiento destaca que este proyecto se ha desarrollado desde la Delegación Municipal de Patrimonio Histórico y en el mismo ha colaborado la Delegación de Mantenimiento Urbano municipal y el Programa de Emple@ 30+.

Contador