Casado insiste en la activación del 155 en Cataluña y la ilegalización de partidos que "alientan la violencia"

Pablo Casado y Juanma Moreno, en un acto en Algeciras
TWITTER JUANMA MORENO
Publicado 18/11/2018 14:06:35CET

ALGECIRAS (CÁDIZ), 18 Nov. (De la enviada especial de EUROPA PRESS, Rocío Gómez) -

El presidente del PP, Pablo Casado, ha insistido este domingo en la activación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña y la ilegalización de aquellas organizaciones que alientan y justifican la violencia", después de que "los fascistas de las CUP" hayan entrado en el garaje del líder del PP en Cataluña, Alejandro Fernández, y le hayan pintado la esvástica en su coche.

En un acto de campaña en Algeciras (Cádiz) para arropar al presidente del PP-A y candidato a la Presidencia de la Junta, Juanma Moreno, Casado ha defendido que, "frente a los totalitarios que rompen ruedas, pintan coches y señalan portales, solo cabe una vía, la ley, pero toda la ley, la fuerza de la legalidad".

"Esto ya no se puede aguantar", ha advertido el presidente de los 'populares', quien se ha preguntado "qué más tiene que pasar", para que el Gobierno de Pedro Sánchez "haga algo". "Sánchez sabe que necesita los votos de Torra, de Tardá y de los enemigos de España para estar un puñado de días más en la Moncloa, en el palacio que tienen gracias a los votos vergonzantes de una moción de censura".

Tras preguntarse qué opina de ello la presidenta de la Junta y candidata del PSOE-A a la reelección, Susana Díaz, Casado ha pedido a la dirigente socialista que cuestione sobre este asunto a Pedro Sánchez, con quien comparte este domingo un mitin en la campaña de las andaluzas. "¿No le importa a Susana Díaz que sus diputados y senadores voten a favor de que no cambie nada en Cataluña?", se ha preguntado.

El líder del PP ha destacado que se están conculcando derechos y libertades en una parte de España, y que su formación lo va a denunciar allí donde vaya y no va a tolerar "más cesiones a los que quieren romper el futuro de España, crean división y permiten que le partan la cara a una mujer por llevar un lazo amarillo, que apaleen a policías en una manifestación o que escracheen a un juez del Supremo".