Publicado 08/06/2015 18:06:49 +02:00CET

El Cidima, primer centro de investigación privado español, cumple 60 años de trabajo para el mundo del vino

JEREZ DE LA FRONTERA (CÁDIZ), 8 Jun. (EUROPA PRESS) -

En 1955, Mauricio González-Gordon Díez fundó el Cidima (Calidad, Investigación, Desarrollo, Innovación y Medio Ambiente), un centro pionero que tiene como misión la mejora de los procesos en la elaboración del vino y el desarrollo de nuevos productos en González Byass. Ahora, en 2015, se cumplen 60 años de la creación del Cidima, que fue el primer centro de investigación en una empresa privada en España.

En una nota de prensa, González Byass destaca que, a lo largo de su trayectoria, el Cidima ha propiciado "importantes avances" en la investigación del mundo del vino.

En 1956 puso fin a las precipitaciones de cristales de bitartrato que surgían cuando los vinos de Jerez viajaban a países con climas fríos. El equipo implantó un proceso para tratar el vino por frío en bodega y evitar la aparición de los cristales de bitartrato en destino.

Posteriormente, en 1969, el Cidima introdujo la cromatografía de gases, siendo "los primeros del sector" en utilizar esta técnica de análisis. En la década de los 80, la búsqueda de la innovación en los procesos productivos marcó el rumbo de las investigaciones.

En 1989, se logró acelerar, de una semana a un día, el tratamiento normal de frío en el vino que se empleaba en España. Años más tarde, la labor del Cidima permitió a González Byass ser la primera bodega en Jerez en emplear un filtro tangencial que permitía ahorrar el proceso de clarificaciones y filtros de placas.

Este centro también se encarga, desde 1990, de supervisar la elaboración de Tío Pepe Kosher, único vino de Jerez disponible para la comunidad judía.

En cuanto al desarrollo de nuevos productos, el Cidima ha asumido "un papel protagonista" en el brandy ultra premium Lepanto Aurum --brandy de Jerez envejecido más de 30 años en botas centenarias--, Tintilla de Rota de Finca Moncloa --vino dulce natural--, la ginebra Mom --aromatizada de frutos rojos--, y Nomad Outlad Whisky --envejecido en botas de Jerez de PX--.

El Cidima ha desarrollado también estudios en colaboración con diversas universidades y con el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Esta labor se traduce en "importantes trabajos de investigación y proyección en forma de desarrollo e innovación en procesos de vinificación, fermentaciones, crianza, clarificaciones, identificación de componentes o estabilización de vinos y brandies".

HISTORIA

El 23 de marzo de 1955 se constituyó el CIE (Centro de Investigación Enológica) de González Byass. Era el primer paso que se daba en una empresa privada española para incorporar la investigación de sus procesos enológicos a las tareas propias de una bodega dedicada a la elaboración y crianza de vinos y brandies. La dirección del centro recayó en Justo Francisco Casas Lucas.

La aplicación práctica de los trabajos realizados por el CIE hizo "imprescindible" modificar su estructura en el año 1983, pasando a denominarse Centro de Investigación, Desarrollo y Calidad (Cidec).

Bajo la dirección de Enrique García Máiquez, los objetivos "más destacables" que se consiguieron fueron "el equipo humano, los recursos materiales, la innovación en los procesos productivos e investigación y desarrollo". Jesús Arnedo Rodríguez tomó el relevo de Enrique García Máiquez y dirigió el Cidec entre 1990 y 1992.

En el año 2003, y bajo la dirección de José Alberto Casas, se bautizó como Cidima. Las líneas de investigación que se siguen en la actualidad se mantienen desde sus comienzos, prestando "especial atención" a la mejora de la conservación de los vinos finos embotellados y al envejecimiento de los olorosos. En el campo del brandy, el envejecimiento en botas y la obtención de los aguardientes.

En 2007, González Byass recibió el Premio Martínez Moreno a la Investigación por la promoción, desarrollo e innovación en los estudios de viticultura y enología en el Marco de Jerez.

Este premio, que se había concedido a instituciones y, "en contadas ocasiones", a empresas privadas, supuso "el reconocimiento a una labor pionera en la investigación enológica".

En la actualidad, el Cidima cuenta con un equipo de once personas y desempeña un "papel protagonista" en la nueva realidad sostenible de González Byass: '5+5 Cuidando el Planeta'.

Este centro lidera iniciativas para la prevención de la contaminación y conservación del medio natural basadas en el principio de "mejora continua". Cabe destacar el análisis de las aguas utilizadas en la bodega de González Byass de Jerez, la gestión para la obtención del certificado ISO 14001 y el cálculo de la huella de carbono de todas las bodegas de González Byass.