Publicado 22/12/2021 17:45CET

La empresa sevillana Surtruck entrega los primeros vehículos estrechos contraincendios al Consorcio de Cádiz

Al acto de entrega  han asistido, entre otros, el presidente del Consorcio de Bomberos de Cádiz, Francisco Vaca, y la presidenta de la Diputación gaditana, Irene García, y el gerente de Surtruck, Juan Gallego.
Al acto de entrega han asistido, entre otros, el presidente del Consorcio de Bomberos de Cádiz, Francisco Vaca, y la presidenta de la Diputación gaditana, Irene García, y el gerente de Surtruck, Juan Gallego. - SURTRUCK.

   CÁDIZ, 22 Dic. (EUROPA PRESS) -

   La empresa sevillana Surtruck ha entregado los primeros seis vehículos estrechos contraincendios fabricados. Las unidades son las primeras de un pedido de 23 Boma Urbana Ligera (BUL) con los que el Consorcio de Cádiz va a renovar por completo su parque móvil. La planta de producción de Surtruck ultima las siguientes seis unidades, que se entregarán en los próximos días, mientras que las once restantes se fabricarán a lo largo de 2022.

   Al acto de entrega de las seis primeras unidades han asistido, entre otros, el presidente del Consorcio de Bomberos de Cádiz, Francisco Vaca, y la presidenta de la Diputación gaditana, Irene García. En representación de Surtruck han estado presentes su gerente, Juan Gallego, el jefe de Taller, Francisco Algaba, el director de Contraincendios, Manuel Santana, y la directora de Productos, Teresa Gentil.

   Según han explicado, el encargo de los vehículos por parte del Consorcio de Cádiz tenía como objetivo contar con unos BUL muy estrechos y dotados de todo el material necesario por el servicio de emergencias, que pudieran actuar en las calles más reducidas de los cascos urbanos de la provincia, pero que tuvieran unas determinadas especificaciones técnicas y dimensiones.

   Para ello, se creó una mesa técnica que ha ido supervisando cada modificación, a la vez que marcando las especificaciones. El resultado ha logrado mejoras para los BUL, como un sistema de visión grabador de 360º, un depósito de agua de mil litros con un regulador de presión que garantiza un flujo constante de agua tanto en baja como en alta presión, un ancho de dos metros y un radio de giro entre bordillos de 5,2 metros y, lo que será muy valorado en las situaciones de emergencia, menos ruidos y vibraciones, algo que permite a los profesionales poder comunicarse entre ellos con naturalidad, junto al propio puesto de bomba, mientras se realiza la intervención.

   El presidente del Consorcio de Bomberos gaditano, Francisco Vaca, se ha mostrado satisfecho con la llegada de estos vehículos y porque la adjudicataria haya sido una empresa andaluza. Vaca ha resaltado el esfuerzo realizado para que, a pesar de las dificultades sufridas durante el presente año por la crisis de materiales, se hayan cumplido todos los objetivos marcados.

   La presidenta de la Diputación, Irene García, ha subrayado el hecho de que las autobombas hayan sido diseñadas por los profesionales del servicio contraincendios provincial para adaptarse a las necesidades específicas de los requerimientos en los centros históricos de las localidades gaditanas. García también ha destacado que son de las más avanzadas y completas de las que se encuentran en los servicios de bomberos, tanto a nivel nacional como internacional.

   Surtruck, por su parte, ha manifestado su satisfacción por la confianza mostrada en la firma sevillana, pionera en la fabricación de vehículos estrechos y la única en el mercado que cuenta con las certificaciones oficiales desarrolladas en el vehículo para su uso especifico en el sector contraincendios.

Contador