Juzgan este lunes al acusado de arrancarle a otra de un mordisco parte de una oreja en La Algaida

Publicado 26/01/2015 6:01:45CET

La víctima intentaba separar al acusado del resto de participantes en una pelea

SANLÚCAR DE BARRAMEDA (CÁDIZ), 26 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de Instrucción número 2 de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) juzga este lunes al acusado de arrancar parte de la oreja con un mordisco a otra persona que intentaba separarlo de un grupo con el que se enzarzó en una pelea. Los hechos ocurrieron en el pinar de la colonia Monte Algaida mientras se celebraba la romería de La Algaida en 2012. La Fiscalía solicita una pena de cuatro años y medio de prisión para el acusado, así como que éste indemnice a la víctima con casi 14.000 euros.

En el escrito de calificación fiscal, al que ha tenido acceso Europa Press, se detalla que en un momento de la pelea, la víctima trató de separar al acusado del resto de contendientes en la misma y, cuando creyó que la riña había concluido, el acusado se dirigió a él, lo agarró fuertemente por el cuello y, con la intención de menoscabar su integridad física, le propinó un mordisco en la oreja arrancándole parte de la misma.

Como consecuencia de estos hechos la víctima sufrió lesiones consistentes en bocado en pabellón auricular izquierdo con arrancamiento de un tercio de hélix con gran exposición de estructuras cartilaginosas en cara posterior. Dicha lesión requirió para su curación de tratamiento médico y quirúrgico consistente en la aplicación de cura, vacuna, antibiótico, Friedrich de partes blandas bajo anestesia y curas periódicas con aplicación de puntos de sutura.

El pabellón auricular quedó, debido a esta lesión, gravemente afectado, con pérdida de sustancia de 3,5 por un centímetro del hélix que tiene una longitud total de 6,5 centímetros. Se estima "previsible" la necesidad de practicar un futuro injerto. Ello supone una secuela por perjuicio estético valorada en 12 puntos.

Para la sanidad de la lesión la víctima invirtió 47 días, todos ellos impeditivos para el ejercicio de sus funciones habituales, habiendo de ellos estado ingresado un día.

El Ministerio Fiscal considera que los hechos integran un delito de lesiones con deformidad del que es autor el acusado, y solicita que se le imponga una pena de cuatro años y medio de prisión. Pide asimismo que el acusado indemnice a la víctima con 13.970,95 euros: 11.220,24 por las secuelas sufridas y 2.750,67 por los días de sanidad invertidos.