Navantia realiza este martes el corte de la primera plancha para las corbetas de Arabaia Saudí

Astilleros de Navantia en San Fernando (Cádiz)
NAVANTIA/Archivo
Actualizado 14/01/2019 11:05:08 CET

SAN FERNANDO (CÁDIZ), 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los astilleros de Navantia en San Fernado (Cádiz) realizan este martes el corte de la primera plancha para la primera corbeta que se construirá para Arabia Saudí, que según señaló el pasado mes de noviembre el presidente de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), Vicente Fernández Guerrero, supone que el primer buque será entregado en octubre de 2021.

Cabe recordar que el contrato de Navantia para la venta de las cinco corbetas a Arabia Saudí, suscrito en el mes de julio tras tres años de negociaciones, entró en vigor en noviembre después de que Riad formalizara la carta de crédito.

Así, la primera entrega está prevista en octubre de 2021, mientras que el resto se harán llegar a Arabia Saudí con una periodicidad de cuatro meses.

Se trata, según señaló Fernández Guerrero en su primera comparecencia ante la Comisión de Industria como presidente de SEPI, del mayor contrato firmado por Navantia con un país extranjero, por valor de 1.813 millones de euros, que generará 6.000 puestos de trabajo anuales durante cinco años. De ellos, 1.100 serán empleos directos, 1.800 en la industria auxiliar y otros 3.000 en la cadena de suministradores de Navantia.

El peso principal de construcción de las corbetas recaerá en los astilleros de la Bahía de Cádiz, pero también afectará a los de Cartagena y Ferrol. Esto hará que, de los 6.000 empleos anuales, 3.250 corresponderán a los astilleros de la bahía de Cádiz, 2.320 a la unidad de sistemas, algo menos de 350 a la unidad de motores de Cartagena y 53 empleos corresponderán a Ferrol.

En total, se invertirán en el programa algo más de siete millones de horas de trabajo para la construcción de una de las corbetas "más avanzadas tecnológicamente del mundo", a la que la industria española aportará más del 80 por ciento de su capacidad tecnológica.

Una vez finalizadas, las corbetas podrán asumir funciones de vigilancia y control marítimo o rescate de otros buques y tendrá capacidad antisubmarina, antiaérea, antisuperficie y de guerra electrónica.

Contador