Los padres del niño de 12 años atacado por dos rottweiler denuncian a los dueños de los perros

Actualizado: jueves, 20 septiembre 2012 18:38

JEREZ DE LA FRONTERA (CÁDIZ), 20 Sep. (EUROPA PRESS) -

Los padres del niño de 12 años que este miércoles fue atacado en la avenida Álvaro Domecq de Jerez de la Frontera (Cádiz) por dos perros de la raza rottweiler cuando volvía del colegio a casa con otros dos compañeros, han denunciado en Comisaría los hechos por los que su hijo sufrió heridas por mordedura en un costado y una pierna, dejándole marcas por toda la parte inferior del cuerpo.

Según ha explicado a Europa Press la familia del menor, cuando éste y dos amigos más regresaban del colegio por la avenida Álvaro Domecq, hacia las 15,10 horas, los dos perros se fueron hacia ellos y empezaron a olerlos.

A continuación, como le ha explicado el menor a la familia, los canes comenzaron a "mordisquear" los pantalones de los niños y pese a sus intentos por "mantener el tipo" y zafarse de él, cruzando al otro lado de la avenida "para que no se pusiera nervioso", el perro se abalanzó sobre uno de ellos y comenzó a morderle, mientras que sus dos amigos se refugiaron entre los bancos y una entidad bancaria cercana.

Finalmente, como han relatado, un conductor que pasaba por la zona en esos momentos se bajó del coche "y le pegó un puñetazo al perro" para separarlo del niño, que en ese instante "estaba tirado en el suelo".

Aunque el menor tuvo que ser trasladado al Hospital de Jerez para ser atendidos por las lesiones que presentaba, recibiendo varios puntos de sutura en el costado y una pierna, fue dado de alta la misma tarde y se encuentra "bien" pero "con molestias".

Según ha explicado el Ayuntamiento en una nota de prensa, los agentes de la Policía Local se personaron en la zona ante requerimiento para actuar en la identificación y reducción de dos canes que, según el aviso recibido, "se encontraban en la zona sin bozal ni responsable y que habían atacado a un menor que transitaba por la vía".

Una vez en el lugar de los hechos, los agentes de la Policía Local localizaron a uno de estos dos canes, procediendo entonces uno de los agentes de la unidad a "tranquilizar" y "mantener en calma al animal" hasta la llegada de quién se identificó como propietario del mismo y "ante cuyas órdenes el animal reaccionó deponiendo su actitud amenazante".

El Ayuntamiento asegura que el dueño de los perros alegó que los animales se habían escapado del domicilio familiar (sito en las inmediaciones) "en un descuido" y que presentó a los agentes documentación y seguro de los animales.

En cuanto a los tres adolescentes, el que resultó agredido "se hallaba refugiado en un restaurante cercano" por recomendaciones del adulto que lo atendió, mientras que los otros dos jóvenes que le acompañaban fueron localizados en las proximidades, "habiendo encontrado refugio en el portal de una cercana sucursal bancaria tras haber conseguido repeler el ataque de los canes con las mochilas escolares".

Los padres de estos dos jóvenes fueron igualmente informados por la Policía Local de la apertura de diligencias y de su inclusión en ellas a fin de las reclamaciones oportunas.

Por su parte, los propietarios de los animales fueron informados de la obligación de mantener a estos "en depósito" en el domicilio familiar en espera de las actuaciones del personal del Centro Zoosanitario de la Delegación de Medio Ambiente bajo lo que se denomina "control veterinario".