La exalcaldesa socialista de Jerez alega que no hubo "reparos" de sus asesores jurídicos

Actualizado 15/01/2015 15:28:12 CET

JEREZ DE LA FRONTERA (CÁDIZ), 15 Ene. (EUROPA PRESS) -

La exalcaldesa socialista de Jerez de la Frontera (Cádiz) Pilar Sánchez ha asegurado este jueves ante el tribunal que no tenía "en absoluto" conocimiento de los informes de evaluación realizados por técnicos municipales para la concesión de una ayuda municipal de 244.000 euros a la empresa Tecnología e Innovación Sanitaria (TISA), agregando que se limitó a firmar el expediente que recibió "sin reparo alguno" por parte de sus asesores jurídicos.

En la tercera sesión del juicio que acoge la Sección Octava de la Audiencia Provincial por el 'caso PTA', Sánchez ha dicho que, como alcaldesa de Jerez desde 2005 hasta junio de 2011, "firmaba más de 1.500 documentos diarios y revisados" y "nadie" le hizo llegar nada, "ni había datos que indicaran que pudiera haber irregularidades en el proceso".

Asimismo, ha relatado ante el fiscal --a cuyas preguntas se ha sometido durante casi hora y media-- que no podía imaginar que TISA, que "estaba dispuesta a invertir en Jerez 1.500 millones de pesetas" en la creación de una planta de fabricación de generadores de oxígeno, "pudiera tener problemas". Igualmente, ha dicho que no conoce "ninguna normativa que diga que no se puede hacer ni uno, ni dos, ni tres, ni cuatro ni cinco informes" de valoración de una empresa.

NIEGA ORDENAR QUE "MAQUILLARAN" EL INFORME

En su declaración, ha negado "con rotundidad" que diera instrucciones al técnico municipal que era director del Departamento de Desarrollo Rural para que "maquillara" el informe definitivo para favorecer a TISA otorgándole la puntuación máxima para la ayuda, asegurando que "nunca se reunió ni habló" con este trabajador municipal encargado de redactar dicho documento que luego se negó a firmar.

En este sentido, ha precisado que en caso de que hubiera necesitado una valoración de cuestiones relacionadas con el PTA "no llamó a un técnico, sino a mis delegados, yo no tengo el teléfono de los técnicos".

La exalcaldesa, que no ha contestado a las preguntas de las acusaciones que ejercen la Abogacía del Estado y el Ayuntamiento de Jerez, ha explicado que, aunque "conocía" el procedimiento al que podían optar las empresas que se instalaran en el PTA, "no recuerda" haber asistido a las comisiones técnicas de seguimiento en las cuales se emitían los informes de las sociedades interesadas, recalcando que no era su función hacerlo.

Asimismo, ha aclarado que las subvenciones para apoyar a las empresas a invertir en el PTA no consistían en ayudas "físicas", sino en minoraciones en el precio del suelo, para lo que había un crédito recogido en el presupuesto para gasto del Instituto de Promoción y Desarrollo de la Ciudad (IPDE). Por tanto, ni TISA ni ninguna otra empresa "recibía cantidad", sino que se aplicaba un descuento al precio final una vez que se firmaba la escritura.

Sánchez --para quien la Fiscalía y acusaciones solicitan siete años de cárcel y 16 de inhabilitación por supuestos delitos de prevaricación, tráfico de influencias, malversación de caudales públicos y falsedad documental-- también ha insistido en que a todas las empresas que tenían interés en instalarse en el PTA "se les mandó carta", y que desde el gobierno local que encabezaba no dijo "que no a ninguna empresa".

FIRMADO POR INDICACIÓN DE MARTÍNEZ

En la vista de este jueves también ha declarado el capataz agrícola imputado que trabajó en el Ayuntamiento de Jerez durante ocho años y que, después de que su superior y jefe del Departamento de Medio Rural se negara a rubricarlo, firmó el informe de valoración para la concesión de la ayuda a TISA.

En su comparecencia, ha asegurado que "en la vida" ha emitido ningún informe técnico y que rubricó dicho documento después de que la entonces delegada municipal de Medio Rural Carmen Martínez --también imputada-- le mandara a llamar a través de su secretaria y le pidiera que lo firmara "porque no localizaban al técnico que lo redactó por ningún lado".

En este sentido, ha dicho que "confió" en Martínez porque le dijo que "estaba todo bien", y lo firmó "en diez minutos tras mirarlo por encima" y "en un momento tonto porque pensé que no me iba a perjudicar", puesto que no le advirtieron de que su jefe "no quería firmarlo".

Asimismo, el procesado ha negado que Pilar Sánchez le "ordenara" firmar dicho documento "ni ningún papel".

El juicio se reanudará el lunes con la declaración de los testigos, estando citada para esa sesión la actual alcaldesa de Jerez, María José García-Pelayo (PP), el candidato a la Alcaldía del PSA, Santiago Casal, que fue quien interpuso en su día la denuncia ante la Fiscalía Anticorrupción.