Actualizado 23/09/2015 20:04 CET

Subdelegación dice que el puente "no reúne condiciones de seguridad indispensables para el tránsito de peatones"

CÁDIZ, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Subdelegación del Gobierno en Cádiz quiere precisar que el nuevo puente de la Constitución de 1812, que se inaugura este jueves con la asistencia del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y con la presidenta de la Junta, Susana Díaz, no podrá abrirse al tránsito de peatones, como se planteó inicialmente, "por motivos de seguridad", ya que "no reúne condiciones de seguridad indispensables para el paso de personas".

En un comunicado, ha explicado que, tras contemplarse en un primer momento la posibilidad de realizar unas jornadas en el que la nueva vía se abriera a todos los ciudadanos, los técnicos del Ministerio de Fomento y de la empresa Dragados han explicado que el puente "no está preparado para que circulen peatones, ya que se trata de una infraestructura de cinco kilómetros de longitud y 80 metros de altura sobre el mar con los laterales abiertos".

Por ello, aconsejan que en beneficio de todos y para evitar accidentes, los peatones no tengan acceso al nuevo puente ya que, recuerdan, cuenta con todos los elementos de seguridad para la circulación de vehículos pero "no para el paso de personas".

El subdelegado del Gobierno en Cádiz, Javier de Torre, ha declarado que la inauguración de la nueva infraestructura va a ser "un momento único para toda la Bahía que todos recordaremos para siempre".

De Torre ha recordado que la terminación del nuevo puente ha sido "una de las prioridades del Gobierno en esta legislatura" y una "promesa cumplida" del ministerio de Fomento y de su titular, Ana Pastor.

Para leer más