Tribunales.- La Audiencia juzga este lunes a un hombre por tentativa de homicidio y a su víctima por lesiones

Publicado 03/10/2015 10:43:04CET

CÁDIZ, 3 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Cádiz juzga el próximo lunes a un hombre acusado de un delito de homicidio en grado de tentativa por el que la Fiscalía solicita ocho años de prisión. La víctima, que fue en principio la que provocó la reyerta, también se sentará en el banquillo de los acusados como presunto autor de una falta de lesiones.

Según el escrito de calificación fiscal, al que ha tenido acceso Europa Press, los hechos se remontan a diciembre de 2012, cuando uno de los acusados entregó al segundo un ordenador personal para que lo reparase, puesto que éste se dedicaba al arreglo de ordenadores, móviles y otros aparatos electrónicos.

Insatisfecho con la reparación, el procesado mantuvo una discusión con el otro, lo que dio lugar a la incoación de diligencias previas y manteniendo ambos a partir de ese momento una mala relación personal.

El escrito de la Fiscalía reseña que dos días más tarde de esa discusión, concretamente sobre las 21,30 horas del 5 de diciembre, el que había reparado el ordenador salía de su domicilio y se encontró con el otro procesado, el cual portaba un palo de madera de aproximadamente 30 centímetros con el que, tras una discusión, le propinó varios golpes antes de que el primero pudiera arrebatarle el palo y refugiarse en el portal de su casa.

Al parecer, éste subió por las escaleras a su casa mientras su pareja bajaba por el ascensor sin llegar a cruzarse. Al percatarse de que la mujer se encontraría con el otro acusado al salir a la calle volvió a bajar, encontrándose con que el reseñado discutía con su pareja y llegó a dirigir una navaja que portaba hacia ella, si bien no llegó a darle e impactó en su mano al tratar de interponerse.

En ese momento, el agredido se hizo con la navaja y se lanzó sobre el que hasta entonces era su agresor, asestándole una puñalada de unos seis centímetros en el hemotórax izquierdo. En este sentido, la fiscalía señala que la puñalada en la zona del tórax donde se proyecta el corazón podría haber supuesto la muerte a corto plazo en caso de no haber recibido asistencia facultativa.

Por todo ello, la Fiscalía pide para el finalmente agresor por la puñalada, que se encuentra en prisión provisional, una pena de ocho años de cárcel por un delito de homicidio en grado de tentativa, mientras que para el que inicialmente era agresor --con palo y navaja-- y se convirtió en agredido, una pena de 35 días de multa a razón de 20 euros diarios por una falta de lesiones.