Diputación de Sevilla coopera con Mozambique en la mejora de instalaciones educativas

Aula en Mozambique
DIPUTACIÓN DE SEVILLA
Publicado 27/10/2018 10:44:38CET

SEVILLA, 27 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Diputación de Sevilla, a través de Cooperación al Desarrollo, ha colaborado con Acción Misionera Vivenciana de España (Covide-AMVE) y la organización local de la Asociación de la Congregación de la Misión de los padres Vicentinos (Compavi), en Mozambique, para la construcción de un bloque directivo para la formación profesional en hostelería y turismo, en el Centro de Formación Profesional (FP) de Lumbo.

El proyecto ha consistido en la puesta a punto de un bloque directivo desde el que coordinar la acción educativa del centro de formación de Lumbo, adscrito al Instituto Politécnico de Nacuxa.

En total, 64 jóvenes de ambos sexos será los beneficiarios directos de estas instalaciones, que han supuesto una inversión de la Diputación por importe de 24.000 euros, según ha explicado en un comunicado la institución provincial.

El contenido del proyecto está dirigido a mejorar las instalaciones del centro de FP de Lumbo con un módulo destinado a la gestión administrativa y una biblioteca. Ante la imposibilidad del alumnado de tercer curso de continuar con el siguiente por falta de instalaciones se tomó la decisión de rehabilitar dicho módulo, ha precisado.

Con la colaboración en este año por parte de la Diputación ya son ocho años lo que se viene manteniendo cooperación internacional con este país y ya se ha destinado 200.000 euros, principalmente para este colegio, que se ha visto beneficiado de equipamiento, construcción de aulas e incluso de una ayuda de emergencia para arreglar los accesos debido a lluvias torrenciales en el año 2015.

COLABORACIÓN EN 2017

Asimismo, el pasado año se implantó una nueva cualificación profesional en el Instituto Politécnico de Nacuxa. Se trataba de una especialidad de construcción civil que venía a unirse a las otras especialidades de agropecuaria, técnicos de laboratorio, contabilidad y secretariado cuyas implantaciones también fueron apoyadas por la Diputación.

También se construyeron cuatro aulas dedicadas a acoger a los alumnos en grupos de 30 por curso así como sus equipamientos más importantes; desde mesas de delineación básica para los proyectos hasta los equipos informáticos de diseño gráfico de las construcciones a planificar para después ser ejecutadas.

Los beneficiarios consideran que "es una formación muy necesaria en África al dar un salto importante en la concepción de las viviendas para la población", pasando de "materiales precarios de barro y paja que duran poco más de dos años, a otras instalaciones más duraderas que permitan ir acumulando los beneficios del trabajo para invertirlos en bienes de mayor calidad, como frigoríficos, televisores o lavadoras".

Así, los currículos de los módulos que garantizan la asimilación de las competencias profesionales propias de cada etapa han favorecido la realización de tareas vinculadas a una buena construcción de cimientos, canalización de aguas sucias y limpias, instalaciones eléctricas, ventanas y puertas bien ajustadas y ventilaciones, entre otras. Todo ello son aspectos en los que profundiza el alumnado en los tres niveles de construcción que pueden cursar hasta convertirse en Técnicos Medios de Construcción Civil, ha concluido la Diputación de Sevilla.