Publicado 23/08/2021 17:18CET

Descartan realizar la Saca de las Yeguas en septiembre debido a la alta incidencia de Covid-19 en la provincia de Huelva

Archivo - Ganaderos Almonteños.
Archivo - Ganaderos Almonteños. - ASOCIACIÓN DE CRIADORES DE GANADO MARISMEÑO

ALMONTE (HUELVA), 23 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Nacional de Criadores de Ganado Marismeño de Almonte (Huelva) ha descartado finalmente que la Saca de las Yeguas pueda llevarse a cabo en septiembre, posibilidad que se planteó tras tener que suspender la misma el pasado mes de junio, por segundo año consecutivo, debido a la pandemia.

Así lo han indicado en una nota de prensa, en la que han apuntado que, aunque quedó sobre la mesa poder realizar la actividad a finales del mes de septiembre, "finalmente, el ascenso de la tasa de incidencia y las recomendaciones de las administraciones competentes en materia de salud", ha provocado que la Asociación de Ganaderos descarte esa opción.

A pesar de ello, han explicado, los ganaderos de Almonte iniciaron este pasado sábado el encierro del ganado equino en las diferentes fincas del Espacio Natural de Doñana, donde actualmente pasta el mayor núcleo de esta raza, en peligro de extinción. Esta tradicional actividad suele hacerse a finales del mes de junio, coincidiendo con la Saca de las Yeguas, pero se volverá a realizar entre los meses de agosto y septiembre sin llevar el ganado a Almonte.

La institución almonteña ha fijado un "cuidado" protocolo para que estas tareas ganaderas se desarrollen dentro del Espacio Natural "con total seguridad" y "cumpliendo con las recomendaciones sanitarias vigentes".

De este modo, la Asociación de Ganaderos ha colocado en las mangas de manejo carteles informativos que recordaran las medidas sanitarias ante el Covid-19, proporcionando a los propios ganaderos y equipos veterinarios, mascarillas y gel hidroalcohólico. Asimismo, los equipos de trabajo estarán formados por grupos de cuatro personas con el fin de evitar aglomeraciones.

De este modo, a primera hora del sábado comenzó el encierro de todo el ganado equino de la finca Matochal. Una vez en el encerradero, este ha pasado por la manga de manejo para ser identificado, siguiendo "un estricto control" en cuanto a la identificación de las cabezas de ganado a fin de cumplir con la capacidad de carga de la finca.

Además, los veterinarios del libro genealógico de la raza han identificado y microchipado los potros nacidos en 2021, para seguir un proceso de valoración por parte de un equipo técnico y así proceder a la actualización anual del Libro de la Raza Equina Marismeña, del cual la Asociación Nacional de Criadores de Ganado Marismeño es "garante de su gestión y llevanza".

Después, se encerró el ganado de la finca Las Nuevas, donde en esta ocasión, pernoctaron un grupo reducido de ganaderos "a fin de poder concluir con la faena ganadera", ya que esta finca se encuentra entre las más alejadas del núcleo urbano de Almonte, cuyo recorrido supera los 150 kilómetros entre ida y vuelta. "Unas jornadas intensas que se repetirán en el resto de fincas y que se alargarán hasta mediados de septiembre".

A pesar de no haberse podido realizar la Saca de las Yeguas, la Asociación Nacional de Criadores de Ganado Marismeño ha destacado que continúa poniendo en valor "los usos tradicionales en Doñana" y "la importancia de la labor ecológica que realiza el ganado en este espacio".

La institución almonteña ha agradecido a sus socios "la implicación y el compromiso que muestran día a día protegiendo y velando por la conservación de una raza que es emblema de un entorno y matriz genética y cultural de las tradiciones ganaderas que se desarrollan en América desde el siglo XVI".

Para leer más